La industria farmacéutica pagó 600 millones al sector médico en 2018

Los desembolsos a los profesionales y organizaciones asciende un 6% en el último año

La industria farmacéutica pagó 600 millones al sector médico en 2018 pulsa en la foto

Formación, viajes a congresos, ayudas a I+D, prestación de servicios, donaciones... Los laboratorios pagaron 597 millones de euros al sector médico el pasado año, un 6% más que en 2017, según comunicó este jueves la patronal Farmaindustria.

La industria farmacéutica publica desde hace cuatro años los desembolsos al sector médico, de igual forma que ocurre en los principales países de la UE, para dar transparencia a la relación con los profesionales. Farmaindustria dispone de un Código de Buenas Prácticas de 2014 que regula la relación con los laboratorios y obliga a publicar lo que la patronal denomina “transferencias de valor”, es decir, las cuantías que destinan a los médicos y a las asociaciones profesionales y sanitarias en colaboraciones de I+D, formación, donaciones o prestación de servicios.

Por partidas, la industria contribuyó en concreto con 118 millones en ayudas a profesionales sanitarios para que pudieran acudir a reuniones y congresos científicos, mientras que las organizaciones sanitarias responsables de este tipo de encuentros contaron con un apoyo de 98,5 millones. Adicionalmente, el sector invirtió 259 millones en contratos con organizaciones y profesionales sanitarios para desarrollar proyectos de investigación en el ámbito biomédico.

Las compañías también desembolsaron recursos para la prestación de servicios profesionales, por un valor global de 84 millones, y las donaciones, que sólo pueden ir destinadas a organizaciones sanitarias, ascendieron a 37,5 millones, según los datos totales recogidos por la patronal.

A su vez, cada compañía está obligada a publicar en su web de forma individualizada todos esos importes. Los laboratorios pretender así dar luz a la relación que mantienen con los médicos y sus asociaciones, duramente criticadas por excesos en el pasado en viajes y regalos y que todavía lastra la imagen del sector.

Con los datos recogidos facilitados por las empresas y recogidos por Cinco Días, la compañía que más desembolsos realizó en 2018 fue la suiza Roche, con 47,6 millones (ver gráfico), que precisamente fue la que más fuerte creció en estos gastos con un fuerte destino en colaboraciones por I+D de 31,5 millones. Le siguieron Novartis (47,5 millones), Janssen (38,01 millones), MSD (36,3 millones) y Pfizer (33,2 millones).

“La relación entre la industria farmacéutica y las organizaciones y profesionales sanitarios es clave para la investigación de medicamentos y su uso adecuado. Esta colaboración contribuye además a la actualización de conocimientos sobre fármacos por parte de los profesionales”, explicó la patronal en un comunicado. “Permite a la industria incorporar la experiencia clínica de los sanitarios a los procesos de I+D, y asegura al sistema sanitario que sus profesionales están a la vanguardia del conocimiento y la investigación biomédica internacional”, añadió.

Entre las compañías españolas destaca Esteve, que destinó 18,6 millones a estos capítulos, con una importante reducción del 54,5%, debido a la terminación de investigaciones de un fármaco.

Por su parte, la compañía catalana Grifols desembolsó el año pasado 6,9 millones en desembolsos al sector médico, según comunicó la empresa cotizada en el Ibex. Esta cifra supone un 17% más que el año anterior. La empresa catalana no pertenece a Farmaindustria ni está suscrita a su código de buenas prácticas, pero aún así ofrece sus propios datos respecto a las denominadas transferencias de valor. En Europa, Grifols pagó 12,3 millones en estas colaboraciones, lo que supone un aumento del 5%.

Grifols paga un 17% más

La compañía catalana Grifols desembolsó el año pasado 6,9 millones en desembolsos al sector médico, según comunicó ayer la empresa cotizada en el Ibex. Esta cifra supone un 17% más que el año anterior. La empresa catalana no pertenece a Farmaindustria ni está suscrita a su código de buenas prácticas, pero aún así ofrece sus propios datos respecto a las denominadas transferencias de valor.

En Europa, Grifols pagó 12,3 millones en estas colaboraciones, lo que supone un aumento del 5%.

Normas