Argentina

Macri hace un llamamiento a la prudencia frente al temor a una “suspensión de pagos virtual”

El líder opositor, Alberto Fernández, afirma que "no hay quien quiera comprar deuda argentina, y no hay quien pueda pagarla"

Casa de cambio en Buenos Aires, Argentina.
Casa de cambio en Buenos Aires, Argentina. REUTERS

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, ha solicitado "responsabilidad" y "prudencia" para llevar tranquilidad a los argentinos, tras una semana en la que el Gobierno anunció medidas para aplazar los vencimientos de deuda con sus acreedores. "Todos podemos ayudar desde la responsabilidad y la prudencia a llevar tranquilidad a los argentinos. Cada uno desde su lugar", expresó el presidente argentino en su cuenta de Twitter.

Un mensaje que choca frontalmente con las declaraciones vertidas por el líder opositor Alberto Fernández en The Wall Street Journal horas antes, en las que asegura que "Argentina está en un default virtual y escondido". "No hay quien quiera comprar deuda argentina, y no hay quien pueda pagarla", añadió.

La situación de Argentina ha ido empeorando desde el pasado 11 de agosto, cuando en la primera vuelta de las elecciones primarias logró la victoria Fernández. Las nuevas dudas sobre la capacidad de pago de Argentina a sus bonistas han vuelto a penalizar al peso y a la Bolsa, mientras la prima de riesgo se ha disparado a niveles no vistos desde 2005, los 2.533 puntos.

A ello se suma el dinero que ha perdido el país en reservas, más de 10.000 millones de dólares en poco más de tres semanas en un empeño del Banco Central para tratar de estabilizar el tipo de cambio frente al dólar. 

El Banco Central también ha solicitado a las entidades financieras del país que pidan una autorización previa para repartir dividendos a sus matrices, una medida que pretende garantizar la liquidez del sistema financiero de Argentina. "En tiempos de mayor incertidumbre, buscaremos aumentar la liquidez del sistema para evitar cualquier falta de dinero", apuntó en un comunicado.

Durante esta semana el Gobierno de Macri ha buscado atajar las inquietudes del mercado a través del aplazamiento de los vencimientos de la deuda a corto plazo. Una decisión que por el momento se ha tomado con la deuda en manos de inversores institucionales pero que no se descarta que se aplique a los inversores privados.

Por el momento, el Ejecutivo argentino ha puesto en marcha un plan para reestructurar su deuda, lo que llevó a S&P a poner a la deuda soberana del país en "default selectivo", mientras que Fitch lo ha calificado de default restringido. 

Normas