Mercados

El FMI debate la situación de Argentina después de que S&P declarase el "impago selectivo"

La agencia alerta del cierre de los mercados de capitales para el país

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, durante la botadura del buque Santiago S. Tandanor este jueves, en el puerto de Buenos Aires (Argentina).
El presidente de Argentina, Mauricio Macri, durante la botadura del buque Santiago S. Tandanor este jueves, en el puerto de Buenos Aires (Argentina). EFE

Standard & Poor's (S&P) ha rebajado la calificación de la deuda de Argentina a  "impago selectivo" un día después de que el Ejecutivo anunciara la reestructuración de la deuda del país mediante la prórroga de los vencimientos. "Ante la incapacidad de continuar colocando títulos de corto plazo, el Gobierno argentino extendió unilateralmente el vencimiento de todas las notas de corto plazo. Eso es impago de acuerdo con nuestros criterios", señaló el comunicado de la agencia de calificación de riesgo. Esta misma tarde el directorio del FMI ha tenido una reunión informal para abordar la crisis del país.

Argentina anunció el miércoles que prorrogará los pagos en 6.300 millones de euros en deuda a corto plazo que está en manos de inversores institucionales. El país afrontaba vencimientos por  11.600 millones en papel a corto plazo en lo que queda de año vencimientos que apenas puede afrontar porque tiene el mercado cerrado.

Además, el Ejecutivo buscará vías para reestructurar de forma voluntaria otros 45.000 millones en deuda a largo plazo, anunció el ministro de Finanzas Hernán Lacunza. Lacunza también aspira a renegociar los pagos de los 40.000 millones que debe el país al FMI. 

Dado que la prórroga forzosa solo afecta a la deuda de corto plazo, una vez que entren en vigor los nuevos términos para dicha deuda, la calificación de Argentina volverá a subir, en este caso hasta CCC-. Antes de la rebaja inicial estaba en B-, tres peldaños por encima.

"Las mayores vulnerabilidades del perfil crediticio de Argentina provienen del entorno financiero, que se deteriora rápidamente, la falta de confianza en los mercados financieros sobre las iniciativas políticas bajo la próxima administración (las elecciones no son hasta octubre) y la incapacidad del Tesoro de tramitar deuda a corto plazo con el sector privado", explica S&P. También DBRS ha declarado el default selectivo de Argenina.

La victoria del peronista Alberto Fernández desató fuertes caídas en la deuda y en la divisa argentinas el pasado 11 de agosto. Desde entonces el peso ha caído un 20% y los mercado de derivados dan una probabilidad del 90% a un impago de deuda de aquí a cinco años. Los bonos argentinos cotizan entre el 40% y el 45% del nominal.

Después de los resultados de las elecciones primarias del 11 de agosto, en las que el opositor Alberto Fernández superó ampliamente al oficialismo que lidera Macri, se ha agudizado la crisis financiera que arrastra desde mediados del año pasado el país, con un peso que se ha devaluado fuertemente y una Bolsa que en las últimas fechas ha registrado caídas importantes.

Normas