Política

La deuda italiana cae con fuerza ante el anuncio de moción de censura de Salvini

El tipo de los bonos a 10 años se dispara 23 puntos básicos en la apertura

El primer ministro italiano Giuseppe Conte, izquierda, en una imagen de archivo junto al líder de la Liga, Matteo Salvini.
El primer ministro italiano Giuseppe Conte, izquierda, en una imagen de archivo junto al líder de la Liga, Matteo Salvini. AFP

La ruptura del precario acuerdo de Gobierno italiano está pasando una severa factura sobre la deuda del país. El tipo de interés de los bonos italianos a 10 años se dispara 26 puntos básicos hasta el 1,8%, según datos de Bloomberg, y la deuda a dos años sube su rendimiento en siete puntos y entra en niveles positivos. 

La caída de la deuda se ha acelerado después de que el partido ultraderechista Liga anunció hoy una moción de censura contra el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, al que hasta ahora habían apoyado en coalición junto a los antisistema del Movimiento Cinco Estrellas (M5S).

Ayer el viceprimer ministro, titular del Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini, dio por rota la coalición de gobierno que su partido mantenía desde junio de 2018 con el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y exigió elecciones cuanto antes. Salvini trasladó esta reflexión al primer ministro, Giuseppe Conte: "Acudamos inmediatamente al Parlamento para constatar que no tenemos ya una mayoría. Devolvamos rápidamente la palabra a los electores", dijo en referencia a la celebración de comicios anticipados.

El primer ministro esperó a última hora de la noche para reaccionar, y lo hizo acusando duramente a Salvini de dinamitar la coalición para "aprovechar su apoyo" electoral. Avanzó que acudirá ante el Parlamento para comprobar su apoyo, hacer esta transición de forma "transparente" y exigir a Salvini explicaciones ante los ciudadanos, aunque por el momento se desconoce cuándo se producirá la sesión.

Los mercados temen el impacto de la ruptura del precario Ejecutivo presidido por Conte porque, pese a los continuos conflictos con la UE, tanto Conte como el ministro de Finazas Giovanni Tria han conseguido alcazar algunos compromisos para evitar un conflicto abierto.

El Parlamento está ahora mismo cerrado y se espera una reunión de los portavoces en los próximos días para convocar la sesión que vote la moción, que se espera hacia el 20 de agosto. Si tal y como se espera, Conte no recibe los apoyos precisos para mantener el Gobierno, debería acudir ante el jefe del Estado para presentar su dimisión. El jefe del Estado, Sergio Mattarella, debería entonces o bien disolver el Parlamento y convocar elecciones (en un plazo mínimo de 45 días y en un máximo de 70) o bien tantear la formación de un nuevo Gobierno con la actual composición del Parlamento.

Por su parte, el Movimiento Cinco Estrellas, socio de Gobierno de la Liga, aboga por celebrar elecciones pero una vez que el Parlamento apruebe en septiembre una de sus medidas estrella: la reducción del número de senadores y diputados. "Estamos preparados, el poder no nos interesa y nunca lo ha hecho. Pero una cosa es cierta: Cuando tomas el pelo al país y a los ciudadanos, antes o después lo pagas", dijo Di Maio.

Normas