La economía española da nuevas señales de atonía y modera su avance

El alza del segundo trimestre cede dos décimas, al 0,5%, y la anual cae otra, al 2,3%, mientras que la zona euro echa el freno y rebaja su crecimiento a la mitad

La economía española da nuevas señales de atonía y modera su avance pulsa en la foto

Aunque mantiene un vigor muy superior a la media de países europeos, la economía española continúa emitiendo señales de relativo agotamiento. El PIB del país moderó su crecimiento al 0,5% en el segundo trimestre del año, frente al 0,7% que había avanzado en los tres primeros meses de 2019, según los datos de Contabilidad Nacional publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La cifra se queda por debajo de la previsión adelantada por el Banco de España, que estimó un avance del 0,6% entre abril y junio, y supone la cota más baja alcanzada desde el tercer trimestre de 2018. Como consecuencia el crecimiento interanual del PIB se sitúa en el 2,3%, frente al 2,4% que marcaba a cierre del primer trimestre del año, ahondando en la senda descendiente de los últimos años tras marcar un alza del 4,1% en 2015 que fue ralentizándose al 3,1% en 2017.

La evolución registrada por la economía española en lo que va de año viene determinada por un doble cambio de tendencia. De un lado, la contribución de la demanda externa ha consolidado su aportación en positivo durante el segundo trimestre, con un avance del 0,7%, frente al 0,2% de los primeros tres meses del año o el retroceso del 0,7% que llegó a marcar durante el año pasado como consecuencia de la debilidad del resto de plazas europeas. Esta mejora, sin embargo, no ha logrado compensar el descenso de la demanda nacional, que creció un 1,6% entre abril y junio, frente al 3,3% que aportaba en el mismo periodo de 2018.

Aunque el gasto en consumo final y la demanda de los hogares experimenta crecimientos superiores a los del primer trimestre, el gasto de las administraciones públicas y la inversión pierden fuelle en un periodo marcado por la parálisis gubernamental que rodeó a las elecciones generales del 28 de abril y las autonómicas y locales de 26 de mayo.

A su vez, el deflactor implícito del PIB aumentó un 1% interanual y una frente al trimestre anterior mientras que el PIB a precios corrientes crece a una tasa interanual del 3,3%, la misma que entre enero y marzo.

En todo caso, conviene enmarcar la desaceleración de la economía española en un contexto de claro freno del crecimiento europeo. Según las estimaciones publicadas este miércoles por la oficina comunitaria de estadística Eurostat, la economía de la zona euro rebajó a la mitad su crecimiento en el segundo trimestre del año hasta el 0,2%. En comparativa anual, el avance del PIB de la moneda común se rebaja una décima, hasta el 1,1%, su menor ritmo desde el último trimestre de 2013.

Tomando el conjunto de países de la Unión Europea, el crecimiento fue también del 0,2% en el segundo trimestre, si bien el descenso frente al primer trimestre es aún superior, de tres décimas. En términos interanuales, el avance fue del 1,3%, también su peor marca en seis años.

Pese a la superioridad de la economía española, conviene recordar que las expectativas de las instituciones internacionales apuntan a un rebote del crecimiento comunitario en 2020 pero consideran que el PIB de España continuará desacelerándose. El último análisis del Fondo Monetario Internacional preveía un alza del 2,3% para este año y del 1,9% el próximo ejercicio en el caso de España, mientras que para la zona euro augura un 1,3% en 2019 que pasaría al 1,6% en 2020.

“Aunque el PIB [español] mantendrá cierto diferencial de crecimiento con la UE, se desacelerará visiblemente en lo que resta de año”, augura Gonzalo de Cadenas, Director de Análisis Macroeconómico y Financiero del Servicio de Estudios de Mapfre, que prevé un alza del 2,4% este año y del 1,9% al 2,1% en 2020.

"Esta desaceleración descansará en una inversión que se apoya en peores expectativas comerciales externas (automotriz, tarifas etc.) pero también al mero cambio de ciclo. El consumo, soporte fundamental del crecimiento en 2019, perderá tracción a medida que se agoten las ganancias de empleo, salarios reales y transferencias públicas", agrega el analista de Mapfre.

Por su parte, el Consejo General de Economistas mantuvo este miércoles su estimación de que el PIB crecerá un 2,2% este año y un 1,9% el próximo ejercicio.

El Ministerio de Economía ha considerado “previsible” el dato del segundo trimestre, tras el fuerte alza de los primeros tres meses, y mantiene su intención de revisar al alza su previsión de crecimiento de 2019, hoy en el 2,2%.

Nuevo descenso en la tasa de paro comunitario

  • Datos de Eurostat. La tasa de desempleo en la zona euro bajó una décima en junio, situándose en el 7,5%, su nivel más bajo desde julio de 2008, mientras que en el conjunto de la UE se mantuvo en el 6,3%, lo que supone su mejor lectura desde que en el año 2000 comenzara a elaborar sus registros Eurostat, que mantiene a España como el segundo país de la UE con peores cifras de paro, con un 14%, solo por detrás del 17,6% de Grecia, que solamente dispone de datos hasta abril de 2019. La oficina de estadística comunitaria, recoge Europa Press, calcula que 15,674 millones de personas carecían de empleo en la UE en el ecuador del año, de los que 12,377 millones se encontraban en la zona euro, lo que supone una reducción con respecto a mayo de 36.000 personas entre los 28 Estados y de 45.000 en la eurozona. Las menores tasas de paro se observaron en la República Checa (1,9%), Alemania (3,1%), y las más altas en Grecia (17,6% en abril de 2019) y España (14%).
  • Desempleo español. Por otra parte, la información publicada ayer por el INE indica que el empleo creció un 0,4% en el segundo trimestre de 2019 frente al primero, aunque el avance interanual, del 2,5%, es tres décimas inferior a la registrada entre enero y marzo. Se trata de un incremento de 459.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año. A su vez, la variación interanual del coste laboral unitario se sitúa en el segundo trimestre en el 2,1%.
Normas