La Airef rebaja su previsión de déficit al 2% pero alerta del alza de gasto local y regional

Pide a Hacienda que controle el gasto de los ayuntamientos de Madrid, las Palmas, Córdoba o Tenerife y asume que la deuda solo se rebajará al 96,1%

Cuentas públicas Airef pulsa en la foto

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) mejoró este jueves su previsión de déficit para cierre de año, rebajándola del 2,1% al 2% del PIB, en línea con los planes que el Gobierno remitió a Bruselas aunque lejos del objetivo oficial del 1,3% heredado del Ejecutivo del PP. Pese a esta mejora en la imagen general que arroja su informe de evaluación de las cuentas públicas, el organismo alertó de graves incrementos de gasto en comunidades y ayuntamientos.  

En este último capítulo, de hecho, la Airef ha recomendado a Hacienda que impulse medidas preventivas para frenar los incrementos de gasto público del orden del 10%, frente al 2,7% de referencia, detectado en los ayuntamientos de Madrid, Córdoba, Las Palmas de Gran Canaria y en el Cabildo Insular de Tenerife.

También le pide controlar a Almonte, Jaén, Jeréz de la Frontera, Parla y Navalcarnero, por subir su gasto más del 8% pese a sus déficits recurrentes. En estos casos, al pedir la intervención el Ministerio, el organismo da un paso más allá que con el reto de municipios, a los que, en general, pide autocontención, al prever que rebajarán su superávit del 0,5% de 2018 al 0,4% en 2019. 

Así lo han avanzando fuentes del organismo este jueves coincidiendo con la publicación del informe sobre el cumplimiento esperado de los objetivos de estabilidad presupuestaria, deuda pública y regla de gasto de las administraciones públicas. 

En el caso de los ayuntamientos, la Airef ha detectado un alza importante de las inversiones coincidiendo con la celebración de los comicios locales del pasado 26 de mayo, si bien está por ver el detalle de que cuantías corresponden exclusivamente a gasto electoral. 

Este factor también ha afectado a un alza del gasto de las Comunidades Autónomas en las que, sin embargo, el aumento de costes está más relacionado con el aumento de la retribución de los empleados públicos, fruto tanto del acuerdo nacional firmado entre Gobierno y sindicatos como por las medidas de mejora adicional aprobadas por los propios Ejecutivos regionales. 

El organismo tiene cuenta en su estimación que las cuentas autonómicas empeoran este año porque se rebajan las ayudas europeas con las que cuentas respecto a 2018 así como por la liquidación del IVA, dado que el nuevo sistema de intercambio de información inmediata (conocido como SII) que deja un mes menos de ingresos para las regiones -unos 2.500 millones- este año. La Airef ha revelado además que Hacienda no tiene previsto compensarlas este ejercicio como sí se planteó inicialmente. El Ministerio, eso sí, prevé inyectarles unos 7.000 millones de entregas a cuenta pendientes pese a la falta de Presupuestos.  

Sin embargo, incluso sin tener en cuenta los gastos no recurrentes y la distorsión comparativa con los fondos europeos de 2018, la Airef subraya que Madrid, Canarias y Navarra siguen presentando un alza del gasto del 5% al 8%. Además, el organismo recuerda que Murcia, la Comunidad Valenciana y Baleares mantienen incumplimientos pendientes de ejercicios anteriores por los que aún deben presentar planes económicos financieros. En total, 11 regiones corren ya riesgo de incumplir la regla de gasto y su déficit total pasaría del 0,2% de 2018 al 0,5%.

Del lado de la Seguridad Social, la Airef rebaja el déficit del 1,4% al 1,3%, destacando que los ingresos por cotizaciones están mejorando por encima de lo esperado (7,5%) gracias al aumento de las bases de cotización (las mínimas crecieron un 22% en enero en paralelo al alza del salario mínimo y las máximas se incrementaron un 8%) lo que compensa el aumento del gasto en pensiones del 5,9%.

En la administración central, la Airef prevé un déficit del 0,6%, frente al 1,4% de 2018, al crecer con fuerza la recaudación de IRPF y retener el mes extra de IVA no abonado a las comunidades, lo que compensa la caída de recaudación de otros impuestos como transmisiones patrimoniales, Sociedades (por la devolución de 702 millones a Telefónica, que ganó un pleito al Estado) o el propio IVA. A su vez, pese a la incidencia electoral, el gasto se reduce principalmente por el abaratamiento de los intereses de la deuda.

En este campo, la Airef sí saca los colores a España al denunciar que es uno de los países de la UE que menos ha reducido su deuda pública en los últimos años pese a haber liderado el crecimiento. Avanza, además, que del 97,1% de 2018 solo se rebajará este año al 96,1% frente al 95,8% previsto por el Gobierno.  

Así, la Airef estima que la administración central acabará 2019 con un déficit del 0,6, frente al 1,4 del año anterior (beneficiada también por no pagar el mes extra de IVA a las comunidades); que el de la Seguridad Social baje del 1,4% al 1,3%, que el de las Comunidades Autónomas suba del 0,2% al 0,5% y que el superávit de los ayuntamientos caiga del 0,5% al 0,4%. 

Como resultado, el déficit estatal bajaría al 2% este año pese a que el Ejecutivo no pudo poner en marcha su reforma fiscal para ganar ingresos y sí que aprobó una batería de medidas sociales. Además, Eurostat rebajó el déficit de 2018 del 263% al 2,48% obligando a España a cargar a 2019 gastos como como el citado pago a Telefónica. En total, el Estado abonará este año 5.455 millones en partidas no recurrentes incluyendo 1.793 millones en seguros de protección (Esquemas de Protección de Activos o EPA) dados a los bancos que absorbieron entidades rescatadas, 500 millones en créditos fiscales o 741 millones por la devolución del IRPF de las prestaciones de maternidad (tras abonar 622 millones en 2018).

Normas