El Ibex recupera los 9.300 puntos gracias al impulso de Repsol

La petrolera sube un 6% tras anunciar un dividendo extra de 1.000 millones

ibex 35 repsol
Parqué de la Bolsa de Madrid con el panel del Ibex 35 EFE

Si ayer fue Santander hoy el encargado de insuflar ánimos al Ibex 35 ha sido Repsol. La presentación de resultados y el dividendo extra que planea dar la compañía a través de una amortización del 5% del capital se convierten en los principales catalizadores de la Bolsa española. El selectivo firmó su segunda jornada consecutiva de ascensos y avanzó un 0,52%, subida que lleva al índice a recuperar los 9.300 puntos. De los 50,6 puntos que sumó el índice, 24,95 los aportó Repsol, cuyas acciones se revalorizaron un 6%, el mayor ascenso desde junio de 2016.

IBEX 35 8.701,50 0,97%
EUR x USD 1,1089 0,054%
Petroleo Brent 60,300 0,000%

La segunda cotizada que más puntos aportó al Ibex 35 fue Iberdrola. Los inversores recibieron con los brazos abiertos las cuentas de la compañía. Además de batir las previsiones de los analistas, la empresa que preside Ignacio Galán mejoró sus estimaciones para el conjunto del ejercicio. Esto permitió a Iberdrola subir un 0,89% en Bolsa. Naturgy, la otra firma que desfiló por la pasarela de resultados, avanzó un 0,57% tras anunciar un beneficio de 592 millones y una mejora el 7,3% su ebitda.

Más allá de las cotizadas que hicieron públicas las cuentas del segundo trimestre, CIE Automotive y MásMóvil fueron la segunda y tercera cotizada que más subieron tras anotarse un 3,45% y 2,67%, respectivamente. En el lado opuesto se situaron Ence (-4,2%), Bankia (-2%) y ArcelorMittal (-1,36%).

La temporada de resultados también ha jugado un papel importante en Europa. En Alemania Deutsche Bank ha anunciado unas pérdidas netas de 3.150 millones de euros en el segundo trimestre del año, tras realizar cargos extraordinarios por 3.400 millones para "transformación estratégica". Los analistas esperaban números rojos de 1.700 millones. El banco se dejó un 1,85% en Bolsa. Daimler corrió mejor suerte y pese a anunciar unas pérdidas de 1.560 millones de euros la compañía se anotó un 2,44%. La peor parte la sufrió la automovilística Aston Martin que se desplomó un 25,91% por el recorte de las previsiones.

En medio de esta avalancha de resultados, los índices europeos cotizaron son signo mixto. El más alcista fue el Mib italiano, que repuntó un 0,57%. El Dax alemán subió un 0,26% mientras el Cac francés y el FTSE británico se dejaron 0,22% y un 0,73%, respectivamente.

Junto a la temporada de resultados, los inversores tienen la mirada puesta en la reunión del BCE de mañana. Aunque los analistas no descartan un movimiento de los tipos de interés en lo que sí coinciden es en la idea de que será ya a la vuelta de las vacaciones cuando Mario Draghi reactive el programa de compra de deuda. Las expectativas de una flexibilización de la política monetaria en la zona euro unido a unos malos datos de la actividad actividad manufacturera en la zona, especialmente en Alemania, fueron motivo más que suficiente para que los inversores se lanzaran a la compra de deuda en la zona euro.

La rentabilidad de la deuda española baja al 0,34% desde el 0,39% anterior. El bono italiano a 10 años marca mínimos de octubre de 2016 (1,49%) mientras la deuda alemana a 20 vuelve a terreno negativo (-0,01%) y la griega cae del 2%, por primera vez en su historia.

En el frente comercial, el representante comercial de EE UU, Robert Lighthizer, y altos funcionarios estadounidenses viajarán a Shanghai el lunes para realizar reuniones cara a cara con los negociadores chinos, informó Bloomberg. Supone un avance en la negociación frente a la situación de parálisis de hace unas semanas, y los inversores respiran aliviados.

Normas