Los propietarios de Univision no deben hacerse ilusiones

Buscan vender la empresa, pero podrían ganar menos de lo que invirtieron

Una docena de años después de adquirir Univision Communications, una compra apalancada de 14.000 millones de dólares, el grupo de firmas especialistas en adquisiciones, compuesto por TPG Capital, Saban Capital, Thomas H. Lee Partners, Madison Dearborn Partners y Providence Equity Partners, buscan vender la empresa, pero podrían ganar menos de lo que invirtieron. El grupo cerró el acuerdo con una alta valoración y una deuda considerable, justo antes de la crisis financiera. Por si fuera poco, el sector de los medios estaba entonces a punto de sufrir un cambio radical gracias al shock digital provocado por Netflix y otros.

Ahora, el consejero delegado Vincent Sadusky está reduciendo costes y arreglando las relaciones con distribuidores como Dish Network. La compañía confirmó la semana pasada que está considerando una venta.

TPG y el resto del grupo aportaron poco menos de 4.000 millones de dólares hace 12 años. Mientras tanto, la empresa mejicana de televisión Televisa adquirió una participación del 36%. Los informes financieros sugieren que no han sacado dividendos significativos. Por lo tanto, para que los compradores originales alcancen el punto de equilibrio, el capital de Univision debe tener un valor de alrededor de 6.200 millones de dólares. Si a esto le sumamos los 7.400 millones de deuda neta, la empresa tendría que estar valorada en más de 13.600 millones, más o menos lo que pagaron por ella.

El año pasado, Univision obtuvo una ganancia operativa de aproximadamente 1.000 millones antes de la depreciación y amortización, un indicador aproximado del flujo de cajas. Suponiendo que no haya crecimiento, pero tampoco una continuación de caídas, un comprador potencial tendría que enfrentarse a un elevado crecimiento de 13,5 veces el OIBDA.

Alternativamente, si la reestructuración de Sadusky va según lo previsto, las operaciones deberían mejorar. Si el OIBDA aumenta un 20%, el múltiplo de valoración necesario se reduciría a algo más de 11 veces. Esto se parece más a la compra de Time Warner por parte de AT&T y a la fusión de Discovery Communications con Scripps Networks. Para los fondos de capital de inversión, el punto de equilibrio es más o menos un fracaso. Incluso para lograr esto se necesita tanto capacidad de gestión como suerte para el vendedor.

Normas