Banco Santander, eliminar barreras al crecimiento profesional femenino

La diversidad del talento en materias de ciencias será clave

Empleada instalando la app del banco.
Empleada instalando la app del banco.

Banco Santander está trabajando a favor de la igualdad de género en su grupo y en la sociedad. La entidad ha puesto en marcha un plan para reducir la brecha salarial en su plantilla y promocionar el talento femenino de sus trabajadoras. También ha lanzado el primer producto de inversión, el fondo Santander Equality Acciones, que pone el foco en empresas del mundo que promueven la igualdad de género en toda su estructura, y ha desarrollado diferentes programas e iniciativas dentro de este ámbito.

El banco obtuvo en 2018, por segundo año consecutivo, una de las mayores puntuaciones en el Bloomberg Gender-Equality Index (95,32 sobre 100). En el indicador están presentes 230 empresas, consideradas como las máximas representantes en políticas de igualdad.

Las mujeres ganan por mayoría: suponen el 55% de los trabajadores; pero únicamente el 20,5% ocupaba puestos directivos y el 33% pertenecía al consejo de administración al cierre de 2018. El objetivo es que la posición de liderazgo alcance el 30% en 2025, y la de consejeras, entre el 40% y el 60% en 2021.

El objetivo es que la mujer represente entre el 40% y el 60% del consejo
en 2021

La brecha salarial entre hombres y mujeres que realizan el mismo trabajo y con igual categoría (equidad salarial de género) en la entidad es del 3%, mientras que la diferencia con independencia del cargo o la labor se sitúa en el 31%.

Santander reconoce en su informe anual de 2018 que “aún queda mucho por hacer” y que por ello se han establecido objetivos concretos. Por otro lado, apunta que “es importante contar con talento más diverso en habilidades STEM [siglas en inglés de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas]”.

Ana Botín, presidenta del banco, una de las pocas féminas al frente de una empresa cotizada en la Bolsa española, tiene especial empeño en reducir las diferencias laborales entre sexos.

Para ello, ha implantado el plan de igualdad de Santander, que pretende garantizar las mismas oportunidades de ingreso y desarrollo profesional a todos los niveles y a todas las personas, conseguir una representación empresarial equilibrada de la mujer y promover su acceso a puestos de responsabilidad, asegurar que la gestión de recursos humanos es conforme a los criterios legales en materia de igualdad, prevenir la discriminación laboral por sexos y mejorar la calidad de vida de las plantillas y las familias.

En opinión de Botín, “las empresas que quieren contribuir positivamente a la sociedad deben alinear sus objetivos con los que esta tiene a largo plazo”.

Santander lanzó el pasado febrero Generación 81 –en alusión al año en que por primera vez las féminas pudieron abrir una cuenta corriente solas–, con una oferta específica para la mujer que incluye productos financieros, programas de educación, orientación laboral y ayudas al emprendimiento.

‘Flexiworking’

Santander ha transformado la manera de trabajar buscando el equilibrio entre la vida profesional y personal.

La organización es más flexible, con un estilo de liderazgo basado en la meritocracia.

Los espacios de trabajo son abiertos; se busca una mayor colaboración entre la plantilla.

Los espacios de trabajo son abiertos; se busca una mayor colaboración entre la plantilla.

Se reconoce el derecho a no responder emails o SMS fuera del horario de trabajo.

Normas