Antes de una tasa verde, el Cielo Único Europeo

Se debe apostar por medidas ‘verdes’, pero que no supongan un freno a la competitividad de las empresas

Antes de una tasa verde, el Cielo Único Europeo

En Holanda está liderando una campaña para que la UE grave el consumo de combustible con una tasa a la aviación comercial. Mientras que las instituciones europeas debaten si aplicar o no este nuevo impuesto, una discusión de la que España no es ajena, el país holandés se ha apresurado a anunciar que introducirá este impuesto a nivel nacional en 2021. Me encantaría ver ese liderazgo para avanzar en la implementación del Cielo Único Europeo, una iniciativa que ahorraría la emisión de millones de toneladas de emisiones de CO2.

El país holandés ya intentó implantar esta tasa verde a la aviación, pero se vio obligada a retirarla por la afectación que tuvo en el tráfico. Se debe apostar por medidas ‘verdes’ pero que no supongan un freno a la actividad aérea y a la competitividad de las empresas.

Una tasa a la aviación tendría un impacto muy negativo en el sector aéreo en cuento mermaría su actividad, la encarecería y le haría perder atractivo. El turismo, el empleo y la economía se verían directamente afectados. Como el propio Gobierno español ha reconocido, el transporte aéreo ha contribuido a que España sea líder turístico mundial, a la vez que ha alabado el papel del transporte aéreo en la cadena de valor del sector turístico, que es motor de crecimiento de la economía española, con un peso de casi el 12% en el PIB y con una capacidad de generación de empleo que roza el 13%, según datos del INE de enero de 2019 correspondientes al ejercicio de 2017.

Las compañías aéreas estamos totalmente comprometidas con la reducción de emisiones a la atmósfera y venimos realizando un importante esfuerzo inversor en tecnología, innovación y procedimientos para ser más ‘ecofriendly’. Por ejemplo con aviones mucho más eficientes. En los últimos 50 años se ha conseguido reducir las emisiones de CO2 por asiento/kilómetro en más del 80%, y no cesaremos en nuestro empeño de despegar con aviones cada vez más ‘verdes’

Ya existen otras alternativas que contribuirían a reducir emisiones sin que ello reste competitividad al sector o limite su crecimiento. Una de ellas es fomentar el uso de biocombustibles en la aviación. Otra pasa por un espacio aéreo más eficiente que permita vuelos más directos, más cortos y sin esperas. Las ineficiencias del espacio aéreo en Europa se traducen en más de 8 millones de toneladas de emisiones de CO2 adicionales cada año. Esperamos desde hace 15 años que el prometido Cielo Único Europeo se haga realidad, lo que posibilitaría reducir hasta un 10% el impacto medioambiental de la aviación según reconoce la propia Comisión Europea.

El Grupo de Sabios creado por la Comisión Europea para proponer medidas para una gestión más eficiente del espacio aéreo recomienda rutas más directas y cortas para reducir emisiones, además de otorgar más poder de gestión a Eurocontrol, lo que redundará en reducir la actual descoordinación y la fragmentación del espacio aéreo europeo. Entonces, ¿a qué esperamos? Los gobiernos nacionales, y la UE en general, tienen la responsabilidad de implementar el esperado Cielo Único Europeo. Se debe acelerar su implementación antes de adentrarse en nuevas fórmulas impositivas de eficacia incierta para el propósito que se persigue y que seguro lastrarán el sector aéreo y no dejarán indemne al sector turístico.

Antonio Pimentel es Presidente de ACETA

Normas