Samsung, más desarrolladoras y programadoras

La tecnológica quiere incorporarlas al sector por la puerta grande

Samsung
Samsung quiere incorporar mujeres al mundo de la programación.

La brecha de género en el sector digital es profunda. Solo el 30% de los siete millones de personas que trabajan en Europa en el negocio de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son mujeres, según la Comisión Europea. “Pero si bajamos al desarrollo puro y duro, esa proporción se reduce al 15%”, aclara Miguel Ángel Ruiz, responsable de servicios y marca de la empresa Samsung.

Conscientes de la necesidad de facilitar el acceso a más mujeres al mundo de la tecnología y el desarrollo de software y paliar la escasez de las mismas en el campo de las profesiones STEM (acrónimo en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), Samsung ha puesto en marcha, en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid, el programa DesArrolladoras, con el objetivo de fomentar su incorporación al mundo de la programación y aumentar la visibilidad de aquellas que ya forman parte del mismo.

La brecha de género en el sector digital es profunda

Para acceder al programa, que es totalmente gratuito, no es necesario tener conocimientos previos: “Empieza desde cero y discurre por un periodo formativo de mil horas a lo largo de un año.

La finalidad es llegar a alcanzar una superespecialización (big data, inteligencia artificial, programación web…).Queremos introducir a la mujer en el mundo de la programación por la puerta grande”, apunta Ruiz.

La empresa ha puesto en marcha un programa para corregir esta situación

La de este año es la segunda edición de DesArrolladoras. En 2019, Samsung ofertó 200 plazas para mujeres. Lo acaban de finalizar hace un mes, y la idea es repetir la convocatoria en 2020. “Nos gustan los proyectos a largo plazo y este lo es”, afirma Ruiz.

El programa forma parte del proyecto Samsung Tech Institute 2.0, que se engloba en la plataforma Tecnología con Propósito, con la que Samsung pretende mejorar la vida de las personas rompiendo barreras a través de la tecnología.

Las participantes tienen la oportunidad de entrar en un mercado laboral con un alto índice de éxito

Las seleccionadas podrán aprender algunas de las tecnologías de programación más demandadas en la actualidad. Y, precisamente, uno de los pilares en los que se basa esta iniciativa es la empleabilidad. Con Samsung DesArrolladoras, las participantes tienen la oportunidad de entrar en un mercado laboral con un alto índice de éxito.

“De hecho, las vamos a acompañar hasta su contratación, haremos un seguimiento acercándolas a las empresas. Estoy seguro de que el 95% tendrá un empleo porque la formación que van a adquirir es muy buena”, puntualiza Ruiz.

También agrega que lo interesante de la programación es que lo que busca la industria no son tanto títulos como conocimiento. Y no es fácil encontrarlo. Finalmente, las participantes obtendrán un título oficial de la Universidad Politécnica de Madrid.

Cualidades

Ser metódico y organizado son cualidades que se valoran mucho en el mundo de la programación. Y las mujeres las tienen. “La programación está más cerca de la literatura que de la ingeniería. Se escriben órdenes, comandos, códigos... Es puro texto. Y hay que ser organizado para que ese texto sea coherente”, resalta Miguel Ángel Ruiz. En su opinión, las mujeres que trabajan en el sector suelen estar muy bien valoradas porque son muy buenas. “Lo que pasa es que hay pocas.”

Se prevé que para 2020 habrá en Europa 900.000 puestos sin cubrir en el área de las tecnologías de la información. No solo es una profesión que tiende a no tener paro, sino que habrá déficit de trabajadores. Además, según la Comisión Europea, atraer a más mujeres al sector supondría un crecimiento anual de 9.000 millones de euros en la zona de la UE.

Normas