Bankia, una inversión rentable para toda la entidad

El propósito del banco es que en el año 2020 cuente con un 40% de directivas

Una oficina de Bankia.
Una oficina de Bankia.

Gestionar y desarrollar la diversidad de género es para Bankia un factor estratégico, y así se contempla en el plan de desarrollo de negocio elaborado para el periodo 2018-2020. Desde hace tiempo, el banco lleva trabajando a favor de la equidad en el ámbito laboral y ha puesto en marcha una amplia diversidad de programas e iniciativas.

En 2016 aprobó el plan de igualdad con diferentes mejoras enfocadas a reducir la brecha de género. A finales de 2018, el comité de dirección dio luz verde al plan de diversidad de género con la intención de equilibrar la presencia de mujeres en puestos directivos y asegurar la sostenibilidad a medio plazo. Para ello, ha diseñado sistemas de identificación y desarrollo de talento para que garanticen el crecimiento femenino.

Bankia está dando voz a la mujer en este tipo de proyectos para que expongan de forma directa las barreras y dificultades que puedan existir en la organización para solventarlas. Entre las actividades que se desarrollan destacan, por ejemplo, los talleres de trabajo o los desayunos.

El plan estratégico de la compañía contempla que el 40% de las féminas alcance posiciones directivas al llegar a 2020, frente al 35,1% que hay en la actualidad, y que al menos el 30% estén presentes en el consejo de administración. En este objetivo no están incluidas las mujeres que forman parte de la categoría de subdirectoras de oficinas. El 56,2% de la plantilla son mujeres.

De los doce miembros que forman parte del consejo de administración, dos de ellos son mujeres: Eva Castillo y Laura González. Esta última fue ratificada como consejera en la última junta de accionistas.

“Somos conscientes de que nos queda camino por recorrer, pero seguimos trabajando. Para Bankia es básico mantener un gobierno corporativo excelente, implementado desde unos valores y principios bien asentados, que deben perseguir la consecución de una diversidad equilibrada en todos los niveles de nuestra organización”, comentan en la entidad.

Los cuatro ejes de actuación del plan de diversidad de género son los siguientes: el firme compromiso de la empresa para desarrollar y gestionar la diversidad de género como un factor estratégico; la implementación de la formación y la sensibilización de toda la plantilla; el desarrollo de talento a través del Plan Acelera para identificar y potenciar a las mujeres con capacidades, y finalmente, el establecimiento de indicadores de seguimiento para medir los avances y establecer medidas adicionales si es preciso.

Desde la compañía aseguran que “no hay ningún aspecto discriminatorio en el sistema retributivo derivado de la estructura salarial existente en la entidad”, ya que “las condiciones retributivas del puesto vienen determinadas por el contenido del mismo, sin distinguir por el sexo de la persona que lo desempeña”.

Consideran, por otro lado, que “la mejora en la presencia de mujeres en puestos directivos es clave para reducir la brecha salarial en el sector bancario”.

El compromiso

El Programa Equivalentes de Bankia pretende concienciar a la plantilla sobre los paradigmas de diversidad existentes en la sociedad e impulsar un cambio de hábitos.

La corporación se ha adherido al Charter de la Diversidad, un compromiso de la Fundación Diversidad (Alares) con una serie de principios fundamentales en materia de igualdad y antidiscriminación.

Normas