El exjefe de inspección fiscal que plantó a Montoro dirigirá la oficina tributaria internacional

Jones, que dimitió en 2013 al discrepar de la dirección del fisco, sustituye hoy al frente de la ONFI a Carmona, célebre por testificar contra Cristiano Ronaldo

Oficina de la Agencia Tributaria.
Oficina de la Agencia Tributaria.

A la espera de los nombramientos que acompañen a la formación del nuevo Gobierno, pendiente aún de que el PSOE logre los apoyos necesarios para garantizar la investidura de Pedro Sánchez, el relevo de cargo administrativo más destacado de estos días se producirá hoy en la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI). Según avanzan fuentes conocedoras del organismo, el Boletín Oficial del Estado (BOE) recogerá hoy el nombramiento como jefe de la institución de Luis Jones, que fue director del departamento de Inspección Financiera y Tributaria hasta que dimitió en 2013. Sustituirá en el puesto al hasta ahora responsable, Néstor Carmona.

Sería el propio Carmona, de 65 años, quien, según las mismas fuentes, habría pedido su relevo tras haber sido el único jefe de la ONFI desde su constitución, en abril de 2013. En todo caso, su futuro seguirá ligado a esta institución como jefe del equipo de fiscalidad internacional.

El nombre de Carmona cobró una mayor relevancia pública durante el proceso tributario contra el futbolista Cristiano Ronaldo, dada su aparente discrepancia con la tesis de la Agencia Tributaria de que se había producido un delito fiscal. De hecho, el jefe de la ONFI fue llamado a declarar como testigo por la defensa del exjugador del Real Madrid, si bien su testimonio acabó alineándose con el de la acusación al apuntar a irregularidades en la tributación de Ronaldo.

Carmona es, en todo caso, un inspector de larga carrera en la Agencia Tributaria donde ha sido especialista en la tributación de no residentes, los convenios internacionales que buscan evitar la doble imposición tributaria y las políticas de precio de transferencia en operaciones globales.

Como único responsable de la ONFI hasta la fecha, Carmona ha impulsado la presencia inspectora en las multinacionales ligadas a la economía digital y los procedimientos amistosos.

Le sustituirá en el cargo Luis Jones Rodríguez, un reputado inspector de Hacienda que arrancó su carrera en 1990 y que hasta ahora era jefe de área en la propia ONFI. Además, Jones representa a España ante diversos organismos internacionales y es miembro del grupo tributario de la OCDE.

La Agencia Tributaria, dirigida por Jesús Gascón, recupera así para la primera línea a quien fue director del departamento de Inspección Financiera y Tributaria. Jones dimitió de aquel cargo en diciembre de 2013, después de que una serie de relevos en el organismo, impulsados desde el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro, provocaran una oleada de descontento y renuncias a las que Jones se sumó por su firme desacuerdo con las decisiones del predecesor de Gascón, Santiago Menéndez.

El papel de la ONFI es fijar un criterio uniforme sobre tributación internacional para toda la Agencia Tributaria y de planificar actuaciones en este campo, lo que puede cobrar especial relevancia con la reforma fiscal que planea el Gobierno.

Normas
Entra en El País para participar