Gadgets
Hackean el robot de cocina de Lidl para jugar mientras cocinas

Hackean el robot de cocina de Lidl para jugar mientras cocinas

Juega a Doom mientras se hacen las lentejas.

Seguramente estéis al tanto del Monsieur Cuisine Connect, un robot de cocina que han puesto a la venta en Lidl y que todo el mundo ha querido comprarlo para sus cocinas, ya que tiene un precio bastante inferior al de la Thermomix a un precio mucho más asequible.

Lo que resulta sorprendente es que un pequeño grupo de usuarios franceses ha conseguido hackear el disposivo por medio de su pantalla táctil, para hacerla funcional por medio de Android 6.0 y poder realizar tareas propias de cualquier smartphone o tablet, como ver vídeos de YouTube o incluso disfrutar de videojuegos como el mítico Doom.

¿Doom en un robot de cocina?

Estos hackers han revolucionado la red con un reto que incluso cuenta con los pasos para saber cómo hacerlo en los foros de Reddit. Tras descubrir que la pantalla funcionaba bajo Android 6.0, los hackers, en equipo con otros usuarios, comenzaron a trabajar con la pantalla táctil del robot de cocina para utilizarla como una tablet y acceder a las funciones multimedia que todos utilizamos con ese tipo de dispositivos.

Al igual que una tablet puede hacer correr ciertos juegos, también lo puede hacer el panel táctil del Monsieur Cuisine Connect, en el que cargaron la posibilidad de jugar a Doom, el mítico videojuego de acción en primera persona con el que han crecido varias generaciones. Y como veis en el vídeo, es perfectamente funcional, pudiendo manejar al personaje y disparar mediante los controles de la pantalla táctil, al igual que ocurriría si jugáramos en un móvil o en una tablet.

Otro descubrimiento que ha gustado menos en internet sobre este robot de cocina es que, indagando en su interior, se ha encontrado con un micrófono que, aparentemente está apagado. Dicho micrófono no se anuncia en las especificaciones del aparato, por lo que su presencia, oculta en su interior, ha suscitado algunas dudas en la red, ya que podría exponernos a vulnerabilidades sobre nuestra intimidad. Aparentemente, según las investigaciones mostradas, está completamente apagado, pero su presencia no termina de encajar con el producto. Sus responsables afirmaron la presencia del aparato, alegando que estaba incluído para ser compatible con Alexa u otros reconocimientos de voz similares, pero al final no fue así, y para no cambiar la línea de producción, decidieron dejarlo inactivo.

En cualquier caso, si queréis jugar a Doom mientras se preparan las lentejas, en este enlace tenéis todos los detalles.

Normas
Entra en El País para participar