Gobierno

Calviño: “Estoy muy feliz de ministra de Economía”

Asegura que España se ha ahorrado en lo que va de año 310 millones de gastos financieros por los bajos tipos de interés de la deuda nueva emitida

La ministra de Economía Nadia Calviño.
La ministra de Economía Nadia Calviño. EFE

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, mostró este jueves su satisfacción con el puesto que desempeña sin querer confirmar o desmentir si continuará al frente del departamento en el nuevo Gobierno.

"Estoy muy feliz de ministra de Economía. La decisión del Gobierno depende del presidente Pedro Sánchez. Es un tema que no me ocupa ni me preocupa más que cuando te preguntan", zanjó durante un encuentro informativo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en el que fue interrogada al respecto con distintas formulaciones.

En su intervención se volcó, sin embargo, en garantizar que la línea estratégica y económica del nuevo Ejecutivo será la que ya anunció cuando accedió a La Moncloa el pasado año, plasmó en la Agenda del Cambio y ha presentado a la Comisión Europea.

Esa hoja de ruta pivota, según insistió, en tres directrices motores y sobre las que se volcarán todas las medidas: continuar el ajuste fiscal, en déficit público y volumen de deuda sobre PIB, articular medidas sociales para garantizar un "crecimiento sostenible e inclusivo" y continuar la senda reformista.

 En paralelo Calviño, ha descartado que el repunte de la deuda italiana en los mercados pueda contagiarse a la deuda española, que se mantiene en niveles históricamente bajos.

"No observamos ningún síntoma de contagio en los mercados financieros, más bien al contrario", ha asegurado la ministra en almuerzo informativo organizado este jueves por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

Calviño ha destacado que la prima de riesgo española está en el entorno de los 90 puntos básicos, mientras que la rentabilidad del bono a diez años está en mínimos históricos, aunque ha reconocido que la situación financiera y económica de uno de los socios del euro debe preocupar al resto.

Ante situaciones como la de Italia -a la que la Bruselas ha reconvenido por una deuda que en 2018 ha superado el 132 % del PIB-, Calviño ha considerado que hace falta una gobernanza europea lo más sólida posible y un refuerzo de toda la estructura fiscal de la zona del euro.

Respecto a España, la ministra ha dicho que no percibe inquietud alguna por parte de los inversores, sino confianza y tranquilidad por la resistencia que ha mostrado la economía española en un escenario de desaceleración.

El futuro Gobierno, ha dicho, seguirá centrando su política económica en mantener la disciplina fiscal, en promover políticas sociales que reduzcan la desigualdad y en acometer reformas estructurales que garanticen un crecimiento más sostenible e inclusivo.

Ya se han generado en lo que va de año 310 millones de euros de ahorro de gastos financieros, gracias al recorte de las emisiones de deuda para este año y a la caída de los tipos de interés, ha explicado.

Preguntada por si hay margen para presentar de nuevo Presupuestos para 2019, ha contestado que "margen hay", aunque después ha añadido que habría que verlo cuando se constituya el Gobierno.

Normas