Movilidad

Like Carsharing lanza su servicio de coche compartido en Barcelona con Eccocar

La empresa, que planea poner en circulación 150 vehículos este año, utiliza inicialmente la red de parkings B:SM de base de operaciones

Like Carsharing lanza su servicio de coche compartido en Barcelona con Eccocar

Barcelona se suma lentamente al fenómeno del carsharing, muy extendido en otras ciudades como Madrid, donde desde hace tiempo operan con éxito empresas como Car2go, Emov, WiBle y Zity. En la capital catalana no están presentes todavía ninguna de estas grandes compañías, ante la falta de regulación local sobre este tipo de servicios, pero acaba de desembarcar la startup Like Carsharing con sus coches compartidos.

La compañía, fundada por los emprendedores Nahun García y Jordi Morey, y respaldada financieramente por un grupo de empresarios ligados al sector de la automoción, planea contar con 150 vehículos a lo largo de año. El nuevo servicio, que se suma a otro ya disponible en la ciudad ofrecido por Ubeeqo (del grupo Europcar), utiliza la tecnología de Eccocar, otra startup española que ha desarrollado un software de carsharing para adaptar flotas de vehículos a la nueva era digital de movilidad compartida y coche conectado.

“Nuestra aplicación creada por Eccocar permite, mediante reconocimiento facial y el escaneo de documentos, realizar todo el proceso de validación en unos minutos”, dice García, que aclara que la red de aparcamientos de B:SM servirá inicialmente de base de operaciones para los coches que ya han puesto en servicio. “Aunque en la actualidad nuestros vehículos son de gasolina y se estacionan en parkings, la previsión a corto plazo, una vez se apruebe la correspondiente regulación municipal, es la de reconvertir la flota a vehículos eléctricos en la modalidad free floating”. Es decir, que, como en Madrid, los coches se puedan recoger y aparcar en cualquier lugar de la ciudad dentro de la zona de cobertura donde ofrezcan el servicio.

García explica que esperan que el ayuntamiento de Barcelona que se forme tras las elecciones agilice esta regulación, “pues la ciudad tiene un problema de movilidad y se merece tener alternativas”. Hasta ahora, la idea que barajaba Ada Colau era elaborar un reglamento que limitara el número de empresas y coches que puedan operar en Barcelona, de modo que se abriría un concurso para solicitar licencias. Además, el proyecto incluía un canon a cada coche compartido en concepto de ocupación del espacio público. Según García, en la capital catalana también faltan sistemas de recarga de vehículos eléctricos para impulsar la idea de servicio que persiguen, “pero estamos negociando con Iberdrola”.

Ivan Luarca, CEO de Eccocar explica cómo funciona el servicio. “Una vez registrado el usuario, este puede desde el móvil ver la ubicación de los vehículos disponibles, elegir el más adecuado y alquilarlo al momento sin tener que desplazarse a las oficinas para realizar el papeleo. No se necesitan tarjetas ni ningún otro dispositivo para abrir y arrancar el vehículo. Tan solo el teléfono móvil, desde el que se pueden abrir y cerrar las puertas y bloquear/desbloquear el vehículo”.

En cuanto a las tarifas de Like Carsharing, los fundadores de esta compañía explican que cobran un canon fijo de 12 euros a los que hay que sumar 2,5 euros por cada hora de uso del vehículo (categoría Cool) y tres euros (categoría Comfort). Estos precios incluyen el IVA, el seguro con una franquicia reducida de 350 euros, el combustible y entre 50 y 100 kilómetros al día, según las horas contratadas y el combustible consumido. Para los alquileres multidía, el precio es de 40 euros/día. "En este caso el combustible no está incluido; aplicamos la política lleno/lleno", dice García.

Este emprendedor precisa que sus clientes deben alquilar los vehículos de Like Carsharing como mínimo una hora. "En un principio no hemos desarrollado el alquiler por minutos porque sería muy caro para nuestros clientes, ya que ahora deben devolver el coche al parking del que lo cogieron, pero esperamos tener esa oferta a partir de julio. Será cuando ya hayamos desarrollado la opción de aparcar los coches en parkings diferentes al de recogida. La oferta también será por minutos cuando tengamos un carsharing free floating que te permita dejar el vehículo en cualquier parte”.

García insiste en que es preciso que Barcelona acelere en esta apuesta por el coche compartido. "Si se observan las capitales europeas el fenómeno del carsharing está muy bien implantado, cosa que no ocurre aquí, donde vamos muy retrasados". "Nosotros estamos intentando negociar con el consistorio para que liberalice el sector y se mejore la movilidad en la ciudad", subraya. 

 

Normas