Guerra tecnológica

Huawei denuncia su exclusión “ilegal” de varias asociaciones de la industria

Asegura que no ha violado los estatutos de ninguna y advierte que estos hechos darán lugar a estándares fragmentados

Móviles Huawei en una tienda de Pekín.
Móviles Huawei en una tienda de Pekín.

El gigante tecnológico chino Huawei ha denunciado la decisión tomada por algunas asociaciones internacionales que establecen estándares globales de esta industria de bloquear su colaboración con ella tras el veto de EE UU. En concreto, Huawei se refiere a la SD Association, conocida por desarrollar los estándares de la tarjeta SD, el formato de tarjeta de memoria más popular utilizado en los dispositivos portátiles, y a la Alianza Wifi, que fija los estándares para la tecnología inalámbrica y entre cuyos miembros están Apple, Qualcomm, Broadcom e Intel.

Tal decisión supone un duro revés para Huawei, que no tendrá voz en el debate sobre las normas para el desarrollo tecnológico futuro mientras su presencia en estos organismos esté suspendida o restringida. Como apunta el diario japonés ­Nikkei, estos organismos se han convertido en nuevos campos de batalla globales, donde los actores de la industria luchan para influir en el desarrollo de la tecnología a su favor. La exclusión de Huawei, añade, podría poner a la compañía en desventaja al expandir su negocio fuera de China.

La reacción no se ha hecho esperar. Huawei defendió que no ha violado los estatutos de ninguna de estas organizaciones y, sin embargo, “un pequeño grupo de ellas ha decidido suspender nuestra colaboración, sin ninguna base legal. Sus acciones van en contra de los principios que pretenden mantener (transparencia, apertura, imparcialidad y no discriminación) y socavan su credibilidad como organizaciones internacionales”, criticó en un comunicado.

La compañía china añadió, además, que este tipo de decisiones dará lugar a estándares fragmentados, incluidos los estándares de información y comunicación, y solo servirán para elevar los costes y riesgos para todas las empresas a lo largo de la cadena de valor.

Huawei, que es miembro activo de más de 400 organizaciones de estándares, alianzas industriales y comunidades de código abierto, en las que dice haber presentado cerca de 60.000 propuestas a lo largo de los años, dijo que la decisión de las citadas organizaciones responde a la “presión política”. “Creemos que estas acciones no representan la voluntad de la industria. Y a pesar de contratiempos como este, confiamos en que este sector disfrutará de un desarrollo sostenible a largo plazo”. “Seguiremos contribuyendo con las asociaciones para crear un ecosistema industrial sólido para todos”, continuó.

Contrarios a la represalia a Apple

Más allá de la denuncia sobre las medidas adoptadas por algunas asociaciones, el fundador y consejero delegado de Huawei, Ren Zhengfei, ha mostrado hoy su oposición a que Pekín pudiera tomar represalias contra empresas de EE UU como Apple. En una entrevista con Bloomberg, el directivo aseguró que “eso no pasará, lo primero de todo. Y si ocurre, yo seré el primero en protestar. Apple es mi maestro, está al frente. Como alumno, ¿por qué iría contra mi maestro? Nunca”, afirmó.

Sobre las presiones ejercidas contra su empresa, Zhengfei añadió que "EEUU no es la policía internacional. No puede dirigir el mundo entero. Los demás países deberán decidir si trabajan con nosotros". También habló sobre el impacto económico de las restricciones impuestas por Washington. Sobre este punto, el ejecutivo admitió que la compañía puede incumplir su objetivo de crecimiento, pero dijo que aún siguen creciendo. "Seguir creciendo en el entorno más duro demuestra lo grandes que somos", dijo a la citada agencia.

Normas