Distribución

Fridman pagará los 170 millones de la opa de Dia este miércoles

Las negociaciones entre Letterone y Santander continúan hoy en busca de un acuerdo de última hora

Mijail Fridman, fundador del fondo Letterone.
Mijail Fridman, fundador del fondo Letterone. REUTERS

Letterone, primer accionista de Dia, liquidará este miércoles la opa lanzada sobre el grupo de supermercados, a través de la cual ha conseguido alcanzar el 70% de su capital. El fondo liderado por el magnate ruso Mijail Fridman abonará los 170 millones que le ha costado adquirir el 40% de las acciones de Dia, a un precio de 0,67 euros por acción, pasado mañana, según confirman fuentes conocedoras de la situación a Cinco Días.

La toma de control de Dia, a través de una opa voluntaria lanzada el pasado 5 de febrero, es independiente de la negociación con la banca acreedora, a diferencia de la ampliación de capital de 500 millones que debería sacar a la empresa de supermercados de su situación patrimonial negativa. Fuentes del entorno de Letterone apuntan a que el fondo sigue comprometido con sacar a Dia de su crisis patrimonial y de negocio. Hay que recordar que, una vez cerrada la opa, con el resultado publicado por la CNMV el pasado viernes, el grupo adquiriente está obligado a liquidar la oferta y abonar los importes comprometidos. El organismo regulador de los mercados confirmó que la oferta de Letterone había sido aceptada por accionistas poseedores de 253,7 millones de títulos, representativos de un 57,41% del capital al que se dirigía la oferta, y de un 40,76% del capital social total de Dia, que sumados al 29% que ya tenía Letterone, le permite alcanzar el 69,76% de la compañía.

En paralelo, las negociaciones con Santander para llegar a un acuerdo de refinanciación de la deuda a largo plazo de Dia continúan esta mañana. El punto de discordia está en el papel de los bonistas, ya que Santander considera un agravio que estos inversores no asuman ningún tipo de pérdida y que en julio vayan a recibir los 305 millones íntegros de la emisión de bonos de 2014, con cargo a la ampliación de capital. En el entorno de Letterone no se comprende la posición de fuerza que ha tomado la entidad financiera, y subrayan que no exigió ninguna quita a los bonistas en la ampliación de 600 millones propuesta por el consejo de Dia y asegurada por Morgan Stanley. En aquella sí se planteaba una amortización de 100 millones de euros procedentes de la venta de Clarel y Max Descuento, la cual no se contempla en la propuesta de 500 millones de Letterone.

Las próximas horas serán decisivas para el futuro de Dia. Pese a las diferencias surgidas en la recta final de la negociación, las partes consultadas por este periódico confían en llegar a un acuerdo durante la tarde que permita la recapitalización del grupo de supermercados.

Normas