Unicredit sale mejor de lo previsto de su acuerdo legal con EE UU

La mayoría de estas negociaciones tienden a terminar con una liquidación igual o superior a lo provisionado

Sede de Unicredit, en Milán (Italia).
Sede de Unicredit, en Milán (Italia).

Unicredit está haciendo virtud de los pecados pasados. El banco acordó el lunes pagar 1.150 millones de euros en multas a EE UU para resolver una larga investigación sobre violaciones de los embargos a países como Irán. La factura final es más baja de lo previsto por la entidad.

Es el último banco europeo en sufrirlo. Société Générale pagó una multa similar en noviembre, Standard Chartered aceptó la semana pasada pagar 970 millones, y los 8.000 millones de BNP en 2014 fueron la mayor cifra de la historia por este tema. El modelo tiende a ser una gran multa, más un acuerdo en el que el banco queda en libertad vigilada o en el que una filial se declara culpable.

A primera vista, este acuerdo es igual. Unicredit tramitó pagos por cientos de millones que violaron las sanciones contra Irán, Libia y otros países hasta 2012, según EE UU. Su unidad alemana se declara culpable. Unicredit acepta que un consultor externo vigile sus medidas de compliance, mientras que su unidad austriaca ha suscrito un acuerdo de no enjuiciamiento de tres años con EE UU. No debería significar costes operativos mucho más altos, ya que el banco ya había elevado sus previsiones a finales de 2018, señala KBW.

La diferencia está en la gestión de expectativas. La mayoría de estas negociaciones tienden a terminar con una liquidación igual o superior a la prevista. HSBC, que acabó pagando 1.800 millones por tolerar lavado de dinero, elevó varias veces las provisiones, pero aún así acabó decepcionando a los inversores.

Unicredit, que hizo pública la cuestión hace años, se calló el dato exacto de provisiones. Los inversores sospechaban que la liquidación podría ser de 900 millones, después de queelevara las coberturas de capital para asuntos legales y otros cargos en casi 1.200 millones en 2018 respecto a 2017. En este caso, el sobreaprovisionamiento supone un impulso después de impuestos de unos 300 millones en el primer trimestre, y un incremento de 8,5 puntos básicos en su ratio de capital común Tier 1. Sea por lo que fuere, habrá provocado la envidia de sus homólogos.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas