Francisco Platón (Andbank): “Hay una oportunidad en la deuda bancaria si el BCE relaja los tipos negativos”

El gestor del Merchbanc Renta Fija Flexible ha aprovechado el rally de marzo en la deuda para elevar duración y calidad en los activos

Francisco Platón, gestor del Merchbanc Renta Fija Flexible
Francisco Platón, gestor del Merchbanc Renta Fija Flexible

El mes de marzo ha dejado una veta de rentabilidad inesperada para la renta fija, un activo condenado a unas mínimas ganancias y que sufrió con dureza el pasado año. Francisco Platón, cogestor del fondo Merchbanc Renta Fija Flexible junto a Borja León-Sotelo, señala que los últimos mensajes del BCE y la Reserva Federal han permitido reforzar la apuesta del vehículo por los activos de deuda de calidad, dándole un carácter más defensivo. El fondo –que gana el 1,3% hasta abril y está encajando la integración en Andbank de Merchbanc, adquirido el pasado julio– se ha beneficiado de la entrada de dinero que el temor al frenazo económico ha provocado en la renta fija, aunque su patrimonio es todavía muy reducido, de 32 millones de euros, que la entidad aspira a elevar a los 50 millones antes de que acabe el año.

¿Qué cambios ha habido en la cartera del fondo a raíz de los últimos mensajes de la Fed y el BCE?

Tras las palabras de Draghi, lo que hemos hecho ha sido cerrar gran parte de las coberturas que teníamos. Teníamos la cartera con cierta duración cubierta con futuros del bund, del bono francés o español y hemos cerrado esos cortos. El nuevo escenario que ha abierto el BCE nos ha alejado las futuras subidas de tipos de interés y nos deja tener mayor duración en cartera para tratar de obtener algo más de rentabilidad. Hemos alargado la duración de la cartera en torno a tres años, teníamos una duración muy corta. Se están comportando bien los largos plazos. Y después estamos siendo muy selectivos en cuanto al crédito, justamente por si lo que viene es más brusco de lo que está esperando el mercado.

¿Cree que vamos a ver de nuevo este año al bund adentrándose en terreno negativo?¿Prevén más sorpresas negativas?

Si seguimos ganando con la renta fija soberana y con el bund es que las cosas han ido a mucho peor, será que algo más se está rompiendo. El bono alemán es el activo libre de riesgo de Europa y todos nos apoyamos ahí cuando no queremos tener riesgo. Pero no descartamos que la deuda soberana pueda tener ciertos repuntes, aunque tampoco vemos una venta masiva. Costará ver al bund en el 0,5% este año.

¿Cuál es su previsión para el crecimiento económico europeo y de EE UU y la evolución de los tipos de interés?

Nuestro escenario central es que estamos en una ralentización del crecimiento, pero no en una contracción, no vemos una recesión este año ni en la zona euro ni en EE UU. Una de las estrategias del fondo es hacer carry con la deuda soberana estadounidense, nos ha parecido una oportunidad tremenda el treasury en el 3%. Hemos comprado un montón de renta fija de EE UU ante los temores de ralentización del crecimiento económico.

"Mientras no haya un giro político de enfrentamiento con Bruselas, la deuda soberana española estará muy sostenida”

¿Cree que el BCE llegará a subir los tipos el próximo año?

Con los datos de crecimiento e inflación de la zona euro va a ser difícil una subida de tipos el año próximo, aunque sí esperamos cierta normalización del tipo repo, sobre todo para no perjudicar a los bancos. Sí vemos una oportunidad de rentabilidad en la deuda bancaria si hay un ajuste en el tipo repo por parte del BCE. Cualquier medida que combata los tipos negativos puede ser beneficiosa para los bancos, para las cotizaciones y también en la deuda.

¿Qué peso tiene la deuda corporativa de bancos en la cartera del fondo?

Tenemos un 18% de la cartera en deuda bancaria subordinada. Hemos aprovechado este último rally de mercado para ir deshaciéndonos de los títulos más júnior en cartera y quedarnos con las mejores cosas, apostando por la calidad y mejorando el rating medio de la cartera, de triple B+ a casi A. Buscamos bancos con solvencia elevada. Otra de las palancas del fondo es el high yield, del que podemos tener hasta el 40%, pero siendo muy cuidadosos. Todo el que compramos debe ser un high yield que podamos mantener hasta el vencimiento. En el mercado hoy día hay muchos riesgos y están muy poco remunerados, la remuneración por los riesgos en la deuda está en mínimos históricos.

¿Y los cocos? ¿Cree que entrañan más riesgo tras la decisión inédita de Santander de no amortizar una emisión?

Sin lugar a dudas hay valor, pero lo buscamos en nombres muy concretos. También hay que ser cuidadoso con los cocos, estamos jugando a cocos a corto plazo, con una condición de convertibilidad determinada, con visibilidad muy cercana. El mayor peso de los cocos en cartera es de bancos del centro de Europa, algún nórdico, bastante del Benelux, algo de Francia y españoles no muchos. Nuestra preferencia es por bancos muy capitalizados.

¿Cómo ve la deuda soberana española, ahora que se aproximan las elecciones generales?

Mientras no haya un giro político que lleve a un enfrentamiento con las políticas de Bruselas, la deuda pública española va a estar muy sostenida. También por el hecho de la poca rentabilidad que ofrecen muchos activos de deuda y que hará que los inversores sigan encontrando valor en la deuda soberana española.

Normas