facebook amazon
AFP

Más de 500 millones de datos de Facebook encontrados en un servidor público

Una carambola termina con estos datos en unos servidores públicos de Amazon

El descontrol de Facebook con los datos que recopila de sus usuarios cada vez parece más acusado. En el último año hemos conocido multitud de informaciones acerca del mal uso por parte de Facebook de millones de datos de sus usuarios, primero con la venta de estos a terceras empresas, o con su cesión, sin que por supuesto los usuarios que crearon esos datos tuvieran conocimiento alguno de estas prácticas. Ahora se han encontrado datos de más de 500 millones de usuarios en un servidor público de Amazon en el que había acceso libre.

Datos de Facebook sin control

Ha sido la empresa de seguridad UpGuard, la que ha descubierto estos contenidos de los usuarios de Facebook en dos bases de datos alojadas en servidores públicos pertenecientes a Amazon. Estas bases de datos pertenecían a un medio que tenía su sede en Ciudad de México. La autoría de que estos datos llegaran a los servidores de Amazon tendría que ver con desarrolladores de apps de terceros, que no pertenecen a Facebook.

Facebook
AP

De estas dos bases de datos, una contaba con 146GB de información, entre la que se podían ver los nombres de los usuarios, sus comentarios, reacciones a contenidos o peor aún, los ID os identificadores de cada uno de estos usuarios. Los datos existentes en estos servidores sumaban más de 540 millones de registros. Aún peor es la segunda base de datos, que pertenecía a una tercera app ajena a Facebook, y que guardaba fotos, eventos y lo que es peor, 22.000 contraseñas. Lo más grave de todo es que esas contraseñas estaban almacenadas en texto plano, por lo que eran accesibles para cualquiera.

La app de la que dependían estos datos, dejó de funcionar en 2014, a pesar de ello estos datos se encontraban accesibles en el servidor público hasta hace muy poco tiempo. Facebook asegura que las políticas de la empresa impiden almacenar información en bases de datos públicas, por lo que han procedido a eliminar todos estos datos. De hecho han colaborado con Amazon para borrar por completo la información contenida en las bases de datos, y que en el caso de las contraseñas, puede meter en problemas a muchos usuarios, que podrían ahora ver suplantada su identidad si no cambian la contraseña cuanto antes.

Normas