Valor a examen

Inditex, menos brillo pero aún con potencial

Recupera el valor perdido tras la presentación de los resultados de 2018 y acumula un alza superior al 17% en el año

Inditex pulsa en la foto

Cuando el pasado día 13 Inditex comunicó sus resultados de 2018, perdió en Bolsa el 4,54%. Desde entonces ha alternado subidas y caídas, pero ha recuperado todo lo perdido por la noticia. La decepción por los resultados ha quedado compensada por la nueva política de dividendos. El correspondiente a 2018 sube el 18% y se ha anunciado uno extraordinario de 1 euro por acción con cargo a los ejercicios de 2018, 2019 y 2020. Además, el pay out se eleva del 50% al 60%.

Inditex obtuvo en su último ejercicio fiscal un beneficio récord de 3.444 millones de euros, un 2% más que el anterior, y unas ventas de 26.145 millones (+3%). El avance del beneficio es el menor para el grupo desde 2013 –España se encontraba entonces en plena crisis y el grupo registró un crecimiento de casi el 5%– y el crecimiento de la facturación, el más bajo de la historia. Para 2019 la compañía que preside Pablo Isla espera aumentar sus ventas comparables entre un 4% y 9%. Esta ratio fue del 4% en 2018, del 5% en 2017 y del 10% en 2016.

“Insistimos en que la capacidad de crecimiento de Inditex será mucho más moderada en los próximos años, tal y como hemos visto en 2018, que ha mostrado un crecimiento de ingresos excluyendo el efecto divisa muy inferior al de los cuatro años precedentes, cuya media anual es del 12,9%”, comenta Iván San Félix, de Renta 4.

Las cuentas de Inditex provocaron una cascada de ajustes de la valoración que sin embargo no ha modificado la visión mayoritaria de compra para el valor, del 61,8% del total según el consenso de Bloomberg, frente al 20,6% de mantener y el 17,6% de vender. JP Morgan, que sobrepondera el valor, ha reducido el precio objetivo desde 35 euros a 33 euros; RBC, que tiene a Inditex entre sus opciones predilectas, lo sitúa ahora en 30 euros frente a los 32 euros de antes; Kepler Cheuvreux, con consejo de compra, ha recortado su valoración hasta 28,70 euros; Banco Santander la deja en 31,2 euros y Goldman Sachs y BBVA en 28 euros y 27 euros, respectivamente.

Tras las últimas modificaciones, el precio objetivo medio se sitúa en 28,85 euros –lo que deja un potencial del 10%–, por debajo de los 29,4 de antes de presentar los resultados de 2018. “Con un perfil de crecimiento más maduro que permite a la compañía aumentar la remuneración a los accionistas, creemos que los múltiplos actuales son excesivos. Mantenemos nuestra recomendación de neutral”, señalan desde Bankinter, una de las entidades que opta por la prudencia.

En esta misma línea, Morgan Stanley ya llevaba tiempo avisando de la ralentización del negocio de la compañía. En su opinión, es el momento de dejar de considerarla con un perfil de crecimiento. Para Credit Suisse, el PER al que cotiza el valor, de 23 veces, es “demasiado exigente”, teniendo en cuenta “los crecientes signos de madurez de la empresa”. El precio objetivo que estima es de 21 euros (frente al precio actual superior a 26), siendo la firma más pesimista con la textil española.

H&M, competidor directo de Inditex, cotiza con un PER 18. Sus cuentas han decepcionado igualmente al mercado. La facturación aumentó un 5,2% en 2018 y sin el efecto de los tipos de cambio hubiera sido del 3%, frente al 7% del grupo gallego. Aun así, la sueca acumula una revalorización en Bolsa del 9% en 2019, frente a la ganancia superior al 17% de la gallega.

El sector textil en general atraviesa por un momento complicado entre la creciente competencia, la bajada de precios, la incertidumbre económica y la menor confianza de los consumidores, así como el cambio de hábitos de los mismos. Aun así, Inditex está logrando desenvolverse algo mejor que sus competidoras. La británica Asos bajó previsiones en diciembre y se desplomó casi un 40% el día del profit warning en la Bolsa de Londres arrastrando a sus homólogas europeas. En este contexto, JP Morgan asegura que “Inditex sigue siendo un jugador sólido en un sector difícil”.

Desde un punto de vista técnico a nivel bursátil, Luis Benguerel, analista de Anattea Gestión, comenta que “la acción está muy floja”. “Desde 2017 está dibujando mínimos decrecientes. El soporte más importante que no debería perder son los 21,70 euros; en caso de que ocurriera, bajaría a 20 euros. Para asegurar un cambio de tendencia la acción tendría que superar los 30 euros, e incluso los 31 euros”, apunta. Benguerel recomienda ser “muy prudente” si se quiere tomar posiciones en el valor.

Una de las OPV más rentables

Valoración. La capitalización de Inditex ronda los 82.000 millones, la más alta de la Bolsa española. Su valoración está casi 12.000 millones por encima de Banco Santander, que es el segundo en el ranking y más que duplica la de Telefónica.

OPV. El grupo textil salió a cotizar en mayo de 2001. Desde entonces, la acción se ha revalorizado un 800% teniendo en cuenta el split efectuado en 2014 en la proporción de cinco acciones nuevas por cada una antigua. En ese momento el precio había superado los 100 euros.

Récord. Los títulos alcanzaron máximo histórico en 35,88 euros en mayo de 2017. Desde entonces, registran una caída del 27%.

Dividendo. Con el reparto de dividendos previsto para 2018, 2019 y 2020, la rentabilidad por dividendo alcanza el 3,5%, la más elevada en la historia de la compañía. Además, recorta distancias con la de H&M, que llega al 6%. La sueca, no obstante, tiene peores previsiones por parte de los analistas.

Normas