Banca

La CNMV da 10 días a Abanca para comunicar si lanzará una opa sobre Liberbank o no

El supervisor reprende al banco controlado por Escotet por los términos del anuncio del viernes

Imagen de la sede de Liberbank
Imagen de la sede de Liberbank

La CNMV ha enviado a Abanca un severo requerimiento en el que exige a la entidad financiera que aclare su posición respecto a Liberbank, es decir, si va a lanzar una opa o no. Abanca tendrá 10 días hábiles (dos semanas) para responder al requerimiento mediante un hecho relevante comunicado a la CNMV. Abanca indicó el viernes a primera hora que estaba en conversaciones con accionistas relevantes de LIberbank para adquirir una participación en la entidad asturiana. Posteriormente, tras el cierre del mercado, detalló que pretendía lanzar una opa sobre LIberbank a 0,56 euros, pagadera parte en efectivo y parte en acciones.

La Comisión explica que el comunicado de Abanca "contiene una expresión de la voluntad de formular una opa junto con elementos fácticos, detalles, contraprestación, condiciones e informaciones propio de un anuncio de opa", sin que sea formalmente un anuncio. En caso de que Abanca sí pretenda lanzar dicha oferta, deberá realizar la notificación formal contemplada en la normativa delmercado dee valores. Este anuncio formal implica la obligación, para quien lo hace, de lanzar la oferta.

La CNMV, además, reprende a Abanca porque uno de los contenidos de la comunicación del pasado viernes, la sujeción de su oferta a actuaciones de revisión o comprobación, no es admisible bajo la ley de opas. Abanca, en concreto, señañó que "la oferta está basada en la información pública sobre Liberbank; en consencuencia, para poder adoptar una decisión definitiva necesitaríamos llevar a cabo una reivisón confirmatoria de determinados aspectos".De acuerdo con el supervisor, este tipo de condiciones no está contemplada en la normativa de opas, que señala que, una vez que se anuncia una operación, ésta tiene que llevarse a cabo en los términos anunciados. Algo que Abanca deberá corregir si decide anunciar la operación.

El supervisor, finalmente, exigió a Abanca la publicación del contenido del requerimiento antes de las 08:45 horas de este lunes, o de lo contrario sería la propia Comisión quien lo hiciera público. Finalmente ha sido Abanca quien lo ha comunicado, a las 08:48 horas según la página web de la CNMV. El requerimiento tiene fecha, también, de hoy lunes.

En caso de que en las próximas dos semanas Abanca lance la opa y haga el anuncio formal, el plazo de un mes para la aprobación de la oferta empezará a contar desde la fecha de dicho anuncio. Una vez lanzada una opa, la tramitación dura un mes, si bien el cómputo puede pararse por la petición de información adicional o la aprobación de la oferta por otras autoridades. Las acciones de Liberbank han abierto la sesión con una caída del 2%, tras la subida del 17% en la sesión del viernes.

El presidente del supervisor, Sebastián Albella, aspira a que la operación se aclare cuanto antes. Así lo ha indicado en la rueda de prensa posterior a la presentación del plan de actividades de 2019, añadiendo que las circunstancias en que se hizo pública la posible operación no respondían al "patrón normal" y adecuado a la normativa sobre OPAs. "Sencillamente, lo que hemos hecho, es tratar de que se aclare la situación cuanto antes y de que se emita con la mayor brevedad, en su caso, un proyecto de formulación de oferta que cumpla todos los requisitos", ha subrayado el presidente de la CNMV.

Liberbank ya indicó durante el fin de semana que no consideraba que la de Abanca fuese una propuesta rigurosa y, de hecho, el consejo de administración ni siquiera preveía analizar la oferta, en la que veía algunas irregularidades. No obstante, solo una de las tres salvedades citadas desde la cúpula de Liberbank (exigir información sin compromenterse a nada) ha sido contemplada por la CNMV. El banco asturiano recelaba también de una oferta que trata de forma desigual a los accionistas y de la falta de información sobre la financiación de la oferta. Así, no prevé (hasta el momento) proporcionar información a Abanca.

La normativa de opas es muy clara en el hecho de que, una vez anunciada formalmente, la oferta es irreversible, "sin que haya lugar a su modificación, desistimiento o cesación de efectos", salvando algunas excepciones contempladas en la normativa de opas. Los términos de ésta se pueden modificar, pero en todo caso a favor del accionista: o se sube el precio o se paga más porcentaje de la oferta en efectivo.

La entidad que anuncia la oferta o sus administradores también están limitados: "se abstendrán de difundir o publicar por cualquier medio cualquier dato o información que no conste en el anuncio previo de la oferta". Desde el punto de vista de Liberbank, el anuncio de opa obliga al llamado "deber de pasividad", que impide que la empresa tome nuevas medidas destinadas a complicar el éxito de la oferta, salvo que la junta de accionistas la avale.

Según indicó el viernes, Abanca ha mantenido contactos con inversores relevantes de Liberbank, cuyo núcleo duro controla el 54% del capital. Se trata deñ fondo Oceanwood, con casi el 16,7% (el 9% a través de derivados), la familia Masaveu, con el 5,5%, el empresario mexicano Tinajero, que controla el 7,4% y las tres fundaciones de la excaja de ahorros: Cajastur tiene el 24,3%, Cada Extremadura el 4,8% y Caja Cantabria el 3,36%.

Liberbank anunció en diciembre que estaba negociando una fusión con Unicaja, si bien no ha detallado los términos de la posible operación. Tras desestimar el comunicado de Abanca, la entidad asturiana indicó que seguiría negociando "en exclusiva" con Liberbank.

 

Normas