El precio de la vivienda creció un 8,2% en 2018, el mayor aumento en diez años

Las casas se han encarecido un 30% en cuatro años, pero todavía se sitúan por debajo de los niveles previos al 'boom'

Cartel de venta de viviendas en un edificio de Madrid
Cartel de venta de viviendas en un edificio de Madrid

El precio de la vivienda cerró el 2018 con una subida del 8,2%, unos datos que suponen el aumento más elevado de los últimos diez años y que reflejan la “importante intensificación de la tendencia alcista iniciada en 2015”, según detalla el informe publicado este lunes por el Colegio de Registradores.

Desde 2014, año en el que empezó el tímido despegue del mercado inmobiliario en España, las casas se han encarecido casi un 30%, muestra “del proceso de recuperación” del sector. No obstante, a pesar de las fuertes subidas, los precios siguen situándose todavía por debajo de los niveles alcanzados en 2007, en plena burbuja especulativa. En concreto, el precio de las casas es un 16% menor a las cifras máximas alcanzadas en el boom.

El estudio del Colegio de Registradores estima, no obstante, que si se quiere mantener el número de operaciones de compraventa de los últimos meses, el crecimiento de los precios debería tender a ralentizarse. “El actual demandante de vivienda, en no pocos casos, no es capaz de asumir intensos crecimientos del precio de la vivienda [....] y el resultado directo es una reducción del número de compraventas”, alerta. Por ello, adelante que, aunque los precios sigan subiendo en los próximos trimestres, las alzas serán “mucho más moderadas” a las registradas a finales de 2018.

Detalla, además, que el perfil de comprador de vivienda hoy es muy distinto al de la burbuja. Entonces se trataba de inversores en búsqueda de rentabilidad a corto plazo y, en la actualidad, quien adquiere una casa lo hace o para vivir en ella, o para invertir en el largo plazo.

El encarecimiento de las casas ha llevado a que el esfuerzo económico de los hogares se hiciera mayor. En 2018, aumentó tanto el endeudamiento hipotecaria como las cuotas y los plazos de devolución. En concreto, el año pasado, los préstamos hipotecarios alcanzaron los 124.333 euros, un 5,3% más que en 2017.

De la misma forma, la cuota se incrementó un 4,5% hasta los 568,4 euros al mes, lo que supuso “un deterioro” de los indicadores de accesibilidad. Así, de media, los hogares españoles destinaron el 29,7% de su salario al pago de la cuota hipotecaria, rozando por tanto el límite recomendado del 30%.

Compras de extranjeros


65.500 operaciones. En 2018, las casas compradas por extranjeros representaron en 12,6% del total de las operaciones, un ligero descenso frente a años anteriores, cuando superaron el 13%. Británicos, alemanes, franceses, belgas, suecos y rumanos acapararon casi la mitad del mercado (48%). Compraron sobre todo en Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana y Murcia.

Normas