BBVA Research prevé que el PIB crezca menos este año si se aprueban los Presupuestos

Estima que las cuentas rebajarían el crecimiento del 2,4% al 2,2%, moderarían el déficit al 2% y que el alza del SMI costará 60.000 empleos este año

crecimiento PIB

BBVA Research, el servicio de estudios del banco, se ha demostrado hoy como uno de los más optimistas en sus perspectivas para 2019, superando incluso las expectativas de crecimiento y creación de empleo esperadas por el Gobierno de Pedro Sánchez.

Los analistas macroeconómicos de la entidad financiera han anunciado este miércoles que mantienen su previsión de crecimiento de la economía española en el 2,4% para 2019 y estiman que el avance será del 2% en 2020.

Aunque advierten que estas tasas de crecimiento están sujetas a importantes riesgos, fundamentalmente por la desaceleración de la economía global en el marco de la guerra comercial entre EE UU y China, o ante la incertidumbre de si saldrán adelante los Presupuestos Generales del Gobierno español, los expertos de BBVA creen que este ritmo permitirá alimentar la creación de empleo.

En concreto, de cumplirse sus estimaciones, los analistas de BBVA estiman que se crearán 800.000 puestos de trabajo entre 2019 y 2020, año en el que la tasa de paro caería hasta el 12,6%.

BBVA Research alerta, sin embargo, de que la histórica subida del salario mínimo interprofesional (SMI) sellada en enero, con un incremento del 22% desde los 735 a los 900 euros, supondrá la destrucción de entre 25.000 y 75.000 empleos solo en 2019. El escenario central es que el impacto sea de 60.000 puestos de trabajo este año y unos 160.000 a 10 años vista.

Pese a la advertencia, su cálculo es la mitad de agresivo que el del Banco de España, que ha estimado la destrucción de unos 145.000 empleos en este ejercicio. El supervisor financiero también es menos optimista en las previsiones de crecimiento para 2019, año en el que espera un avance del 2,1%.

De hecho, el 2,4% de BBVA Research supera la previsión del Gobierno de que el alza sea del 2,2% e incluso la de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), que prevé que la cifra sea ligeramente mejor que la apuntada por el Ejecutivo.

BBVA Research fundamenta sus expectativas en la caída del precio del petróleo y a la confianza en que los bancos centrales serán más prudentes en su progresiva reducción de la política monetaria expansiva como respuesta a la desaceleración global y a la reducción de la inflación.

Esta evolución moderada de la desaceleración global, y su efecto en España, se basa, no obstante, en una triple hipótesis, ha explicado el director del servicio, Jorge Sicilia: que los bancos centrales tengan espacio para no incrementar los tipos (no esperen que el Banco Central Europeo lo haga hasta 2020), que el Brexit acabe siendo pactado y que la tensión comercial entre EE UU y China se suavice.

En el caso de España, BBVA Research asume que algunas de las medidas del Ejecutivo como el alza de salario mínimo, de los sueldos públicos y de las pensiones, supondrá un impulso a corto plazo para la economía, por el incremento de la demanda, aunque temen que su efecto a medio plazo acabe siendo adverso.

A su vez, de la aprobación de los presupuestos dependerá que el déficit de las cuentas públicas se sitúe en una horquilla de entre el 2% y el 2,3%, lejos en cualquier caso del objetivo del 1,3% comprometido para 2019.

Los analistas de la entidad han explicado, en un encuentro con prensa, que aprobar los Presupuestos propuestos por el Gobierno permitiría rebajar el déficit al 2% pero también restaría dos décimas al crecimiento, que se situaría en el 2,2% que espera el Ejecutivo. Eso sí, BBVA Research ha expuesto que duda de las previsiones de ingresos planteadas por Hacienda con su reforma fiscal, aunque asume que los anuncios de gastos sí se cumplirán.

También han matizado que el déficit de 2018 cerró en el 2,7%, seis décimas por encima de lo que se habría logrado sin las medidas discrecionales del Ejecutivo de Mariano Rajoy, como el alza de pensiones o sueldos públicos.

Otro punto a vigilar, ha destacado el responsable de Análisis Económico de BBVA Research, Rafael Doménech, es la incertidumbre política en torno a Cataluña que ya ha restado 25.000 puestos de trabajo a la proyección de creación de empleo prevista para la región desde 2017 hasta hoy.

En cuanto al posible impacto de un Brexit duro en España, Miguel Cardoso, economista
jefe de BBVA Research para España, ha estimado que por cada punto de caída del PIB de Reino Unido podría restarse cuatro décimas al crecimiento de las regiones españolas, que alcanzaría las seis décimas en comunidades de alta dependencia del consumo británico, como Canarias.

Normas