Renfe lanza mañana su plan de compra de trenes por 3.000 millones

Aprobará la licitación de 31 trenes FEVE y seis alpinos, completando el programa de material rodante antes de junio

Isaías Táboas, presidente de Renfe.
Isaías Táboas, presidente de Renfe.

El consejo de administración de Renfe dará luz verde mañana al plan estratégico de la compañía y al arranque de un programa de adquisición de trenes valorado en 3.000 millones de euros. Las compras están enfocadas a modernizar los servicios públicos de Cercanías y Media Distancia, con una primera licitación que se concentrará en el encargo de 31 trenes de ancho métrico. Esta nueva flota rodará sobre la infraestructura de la antigua FEVE, y a ella se sumarán seis trenes alpinos para la línea madrileña de alta montaña entre Cercedilla y Cotos. Este primer concurso tendrá un presupuesto base de 287 millones.

El presidente del operador público, Isaías Táboas, ha explicado esta tarde que la prioridad de renovar la flota de ancho métrico afecta a comunidades autónomas como Asturias, País Vasco, Castilla-León o Murcia, y la decisión se toma por la avanzada edad de su parque de trenes.

Durante su comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, donde el equipo del ministro José Luis Ábalos está defendiendo en la jornada de hoy el proyecto de presupuestos del departamento para 2019, Táboas ha anticipado que las licitaciones de material rodante alcanzarán los 3.000 millones antes del mes de junio. El plan incluye 443 trenes y 105 opciones más, con lo que el operador renovará el 50% del parque de trenes de Cercanías y Media Distancia.

La prioridad de renovar la flota de ancho métrico afecta a comunidades autónomas como Asturias, País Vasco, Castilla-León o Murcia

Ante las críticas del PP por una supuesta dilación de los plazos en el programa de inversión, el presidente de Renfe ha matizado que no ha podido lanzarse antes al no estar firmado el contrato programa entre Renfe y el Estado. Este documento, con diez años de vigencia, incluye casi 10.000 millones de euros en ingresos para el operador en concepto de la prestación de las obligaciones de servicio público (OSP). Sin él, ha recordado Táboas, la intervención general del Estado no permitía licitación alguna.

La oportunidad de la liberalización

Durante su turno en la rueda de comparecencias de hoy, Isaías Táboas ha señalado que Renfe cerrará 2019 con un beneficio antes de impuestos de 64 millones, "lo que consolida la senda de resultados positivos". La empresa tiene previstas unas inversiones de 855 millones este año, con 408 millones para la adquisición de material rodante y 281 millones para la mejora de los que actualmente están en servicio, como principales partidas.

El presidente de Renfe se ha referido a la necesidad de preparar a la empresa para la liberalización del transporte de pasajeros que se producirá en diciembre de 2020. Al respecto, cree que este hito representa una oportunidad para la compañía, que buscará alianzas para convertirse en un operador integral de transportes. Lo que ha quedado en el aire en sus explicaciones es el papel que jugará Renfe Alquiler en la dotación de trenes a los posibles competidores privados. La compañía tiene claro que tendrá que reservar parte de su flota para alquilársela a sus rivales, pero será un próximo real decreto el que fije las reglas del juego.

Renfe cerró 2008 con 507 millones de viajeros, con 20 millones de nuevos viajes respecto a 2017. La previsión para este año pasa por alcanzar los 509 millones

Ya en el segmento de las mercancías, el presidente de Renfe ha remarcado la necesidad de traspasar carga al ferrocarril, sin citar al transporte por carretera "por no querer entrar en polémicas". El objetivo es una mayor descarbonización. La pretensión de Renfe en este negocio es pasar de mero transportista a operador logístico, para lo que también busca acuerdos con el sector privado.

Renfe cerró 2008 con 507 millones de viajeros, con un alza del 4% o 20 millones de nuevos viajes respecto a 2017. La previsión para este año pasa por alcanzar los 509 millones, con una mejora del 4,4% en la demanda de los servicios comerciales de AVE y Larga Distancia, y del 0,3% en lo que toca a Cercanías y Media Distancia.

Normas