El gran reto del mercado español sigue siendo que los viajeros gasten más

En precio, Turquía, Túnez y Egipto vuelven a ser una amenaza

Costa Brava
La playa del Castell, en la Costa Brava.

El turismo español continúa marcando récords. En 2018 recibió 82,6 millones de visitantes, un 0,9% más que en 2017; los cuales generaron 89.680 millones de euros en gasto, indica el informe recién presentado por la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur).

Sin embargo, el lobby turístico informa que las pernoctaciones (340 millones) bajaron un 3,4% el pasado año. Además, la desaceleración de las tasas de crecimiento mundiales ya empieza a ser una preocupación en el sector. ¿Hacia dónde va realmente el turismo español?

Buscar nuevos retos

“Hay que buscar menos récords y más turistas que aumenten el gasto en los destinos”, afirma José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur. Para el directivo, el turismo español debe plantearse un cambio estratégico y buscar nuevos retos. “Tenemos que apostar por la diferenciación, hacer que nuestro producto sea único implementando el carácter experiencial de nuestra oferta”, concluye.

El turismo nacional ya no se puede seguir vendiendo barato. La paulatina recuperación de los principales destinos competidores castigados por el terrorismo, que rescataron 12,5 millones de turistas en 2018, activa las alarmas de un mercado turístico obligado a replantearse su hoja de ruta. “En España tenemos destinos pioneros de ­primera generación de sol y playa que necesitan más que un lavado de cara”, ­sostiene Zoreda. “Precisan una transformación profunda que empiece por una estrategia conjunta entre el sector público y el ­privado”.

El segmento de lujo y el que busca experiencias tiene gran potencia

Estos lugares necesitan dar un valor añadido a su oferta para poder competir con países como Túnez, Turquía o Egipto, que por precios siempre van a ganar la batalla. Prueba de ello es que hayan caído las pernoctaciones en las zonas de sol y playa nacionales un 1,4% durante el año pasado.

A su vez, los récords de afluencia turística generan en ocasiones reacciones negativas entre los habitantes locales, la llamada turismofobia, como es el caso de Barcelona, Ibiza o los de costa. Zoreda valora la búsqueda de la satisfacción social en enclaves turísticos como algo primordial en la agenda del sector.

¿Cómo se consigue? “Elevando el gasto, creando empleo, estabilidad y adaptando la oferta al cliente”, considera. En resumen: aspirar a un turista que no le importe gastar un 10% más por el producto que se le ofrece.

Urbes atractivas

El estudio Hábitos y tendencias del turismo realizado por Atrápalo, compañía especializada en la venta online de viajes y experiencias, estos serán los destinos nacionales tendencia en 2019. Si nos decantamos por una escapada, viajaremos a Ulldecona (Tarragona), Hervás (Cáceres), Pasajes (Gipuzkoa), Candelario (Salamanca), Bárcena Mayor (Cantabria), Olvera (Cádiz), Aínsa (Huesca), Lastres (Asturias), San Francisco Javier (Formentera) y Betancuria (Fuerteventura).

El turismo ha sido un auténtico salvavidas en los momentos más duros de la crisis, al crear empleo y riqueza

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno

Las propuestas urbanas tendrán mayor peso este año, impulsados en parte por la afluencia de viajes de negocios que crecerán un 4,9% en 2019, según Exceltur. Almería, Vitoria, Las Palmas de Gran Canaria, Málaga, Cartagena y San Sebastián se suman a las ya presentes en el estudio del año pasado: Madrid, Barcelona, Zaragoza y Gijón como principales destinos para city breaks

Gran Canaria, por su parte, encabeza el ranking de sol y playa, con un gasto medio por persona en 2018 de 778,2 euros, seguido por la Costa del Sol.

Exclusividad ante todo

El turismo de lujo presenta un gran potencial de crecimiento en España. Únicamente recibe un 10% de los 75 millones de viajes que se registran en Europa dentro de esta modalidad, que ­supone un volumen de 80.000 millones de euros de gasto potencial para nuestro país, informan en Turespaña.

La personalización y la exclusividad son los conceptos que demanda este turista de lujo que suele tener un nivel de ingresos superior a los 150.000 euros anuales. Objetivo: la singularidad de la experiencia a (casi) cualquier precio.

Claves

vistas del Albaicín desde la Alhambra.
vistas del Albaicín desde la Alhambra.

Escapadas. Según el estudio de Atrápalo, los viajes de pocos días a destinos cercanos cerraron el pasado año con una reserva media de dos noches y un gasto medio de 145,49 euros por estancia, La provincia más demandada fue Huesca.

Turismo urbano. Sigue en auge tanto por los viajes de ocio como por negocios. Dos noches de estancia y un precio de 191,63 euros de media en un ranking liderado por Madrid.

Aquí hay playa. La lista de destinos más visitados de sol y playa la encabeza Gran Canaria. El gasto medio en esta modalidad es de 603,39 euros y la estancia, de cinco noches.

Normas