El Corte Inglés cierra su mayor venta de edificios: 160 millones por los centros de Parquesur y La Vaguada

Vende ambos activos a Unibail y seguirá operando en ellos en régimen de alquiler

Entrada a la tienda de El Corte Inglés en el centro comercial La Vaguada, en Madrid.
Entrada a la tienda de El Corte Inglés en el centro comercial La Vaguada, en Madrid.

El Corte Inglés sigue su política de venta selectiva de activos inmobiliarios para reducir deuda, en este caso con la mayor operación realizada hasta la fecha. El grupo español ha cerrado la transacción de sus centros madrileños de Parquesur (Leganés) y La Vaguada (Madrid) por 160 millones de euros. El comprador es la mayor inmobiliaria europea y una de las más grandes del mundo, el gigante Unibail-Rodamco-Westfield (URW), según confirman ambas empresas.

Con esta operación, El Corte Inglés vende sus grandes tiendas que, a su vez, estaban dentro de los centros comerciales de Parquesur y La Vaguada, donde URW ya era copropietario. Los grandes almacenes seguirán su actividad en esos inmuebles tras firmar un contrato de arrendamiento a largo plazo con el propietario y que, en ningún caso, afectará a la plantilla que allí trabaja.

En Parquesur, URW será el casero de El Corte Ingles en una tienda de 20.000 metros cuadrados y en La Vaguada de otra de 20.200 m2, según recogen los datos de la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales.

Mediante esta transacción, El Corte Inglés continúa con su estrategia de desinversiones en activos inmobiliarios no estratégicos, una línea de actuación que durante este 2018 ha tomado velocidad. En verano, el grupo de grandes almacenes cerró la venta de dos inmuebles a Inbest, vehículo de inversión de la gestora Corpfin Capital Real Estate: uno en el número 41 de la calle Princesa de Madrid, y otro en el 20 de la Gran Vía de Bilbao. El precio de la operación se cerró en el entorno de los 100 millones y en ambos casos la compañía que preside Jesús Nuño de la Rosa continúa operando en ellos en régimen de alquiler. En octubre El Corte Inglés vendió, también a la socimi Inbest, dos centros en Valencia por unos 90 millones, en una operación similar de sale & lease back.

La compañía estudia reenfocar su modelo en Parquesur

Además de traspasar la propiedad de su tienda de Parquesur, El Corte Inglés estudia cambiar su enfoque comercial para diferenciarlo de los centros que también tiene instalados en el sur de Madrid. Según explican fuentes conocedoras de la situación, entre esas opciones estaría convertirla en un outlet de marcas de lujo. Desde la empresa solo confirman que se están estudiando distintas posibilidades “para mejorar la experiencia de compra” en este centro. El grupo de grandes almacenes ya tiene un outlet en el centro comercial Sambil, también en Leganés, aunque en este caso con un enfoque generalista. En el caso de La Vaguada, el modelo se mantendría similar al actual.

Tal y como quedó patente en la presentación de resultados semestrales del grupo durante el pasado mes de noviembre, El Corte Inglés continúa explorando operaciones de este tipo para reducir su deuda financiera, que a 31 de agosto se situaba en 3.652 millones, 347 menos que un año antes. La compañía informó entonces de que durante los primeros seis meses del ejercicio había cerrado desinversiones por valor de 212 millones. El director financiero, Óscar de Llano, explicó que la estrategia del grupo en este apartado es oportunista y siempre en torno a activos no estratégicos. El Corte inglés valoraba, en esa misma fecha, su cartera inmobiliaria en 16.974 millones de euros, según la tasación de Tinsa. Solo en el entorno de Parquesur, el grupo tiene también los centros de El Bercial (Getafe), Arroyosur (Fuenlabrada), o San José de Valderas (Alcorcón).

En el otro lado, el comprador, URW, demuestra su apuesta por el inmobiliario en España, con una interés en enfocarse en centros comerciales de tamaño relevante. Recientemente se desprendió de cuatro activos no estratégicos, que vendió la inmobiliaria sudafricana Vukile a través de la socimi española Castellana Properties por casi 500 millones.

URW nació este año como la fusión de la francesa Unibail-Rodamco y la australiana Westfield. Este gigante de los centros comerciales es propietario de inmuebles en todo el mundo por 63.500 millones de euros, según las cuentas de la inmobiliaria a 30 de septiembre. En España, además de estos activos, dispone de otros muy conocidos como La Maquinista, Splau y Glòries (los tres en Barcelona), Bonaire (Valencia), Equinoccio (Madrid), o Garbera (San Sebastián), entre otros.

El valor de las propiedades de URW en España, sin contar esta última transacción, alcanza los 3.823 millones. En nuestro país, actualmente desarrolla un gran centro en Benidorm (Alicante), donde invertirá alrededor de 210 millones.

Normas