Tencent Music y Spotify ya son oficialmente un dúo... o un duelo

Sus modelos de negocio son mundos aparte, pero a partir de ahora es probable que se parezcan mucho más

Mascotas de Tencent Music, celebrando la OPV de la empresa el miércoles en la Bolsa de Nueva York.
Mascotas de Tencent Music, celebrando la OPV de la empresa el miércoles en la Bolsa de Nueva York.

Tencent Music Entertainment y su rival Spotify están ya oficialmente comprometidos en un dúo, o tal vez en un duelo. La oferta pública de venta del servicio chino de música en streaming lo ha valorado en los mismos 23.000 millones de dólares (20.000 millones de euros) que su homólogo sueco. Sus modelos de negocio son mundos aparte, pero a partir de ahora es probable que se parezcan mucho más.

Después de haber fijado el precio de sus acciones en la parte inferior del rango indicado, Tencent Music lo hizo mejor de lo que cabría esperar dada la reciente volatilidad de las acciones tecnológicas. En su debut del miércoles, las acciones lograron un crecimiento de aproximadamente el 10%. La valoración resultante, de alrededor de ocho veces las ventas de este año, suponiendo que Tencent Music mantenga su ritmo de crecimiento actual hasta finales de año, es más del doble de lo que tiene Spotify.

Aunque ambas transmiten música en streaming, e incluso tienen participaciones la una en la otra, las dos compañías son drásticamente diferentes. Tencent Music es rentable, por ejemplo. La empresa china gana dinero no solo con suscripciones, como hace Spotify, sino con cosas efímeras como regalos virtuales. Menos de uno de cada 25 usuarios paga por la música. Spotify no está por ninguna parte en China; Tencent Music no está fuera del gigante asiático. Para los inversores, hay espacio para ambos.

Es probable que eso cambie a medida que sus modelos evolucionen. Tencent Music haría bien en disminuir su dependencia de cosas como los regalos virtuales que hacen los usuarios a las estrellas online del karaoke. La empresa cita estimaciones de que la industria puede multiplicar por siete su “ratio de pago” para 2023, lo que ayudaría a monetizar sus 800 millones de usuarios. Mientras tanto, Spotify está tratando de expandirse más allá de las canciones, hacia el vídeo.

Lo que comenzó como armonía podría convertirse en un choque... o quizás incluso en un unísono corporativo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas