El empresario que atesoraba decenas de estatuas robadas en su lujosa finca

La policía chilena incauta 49 esculturas en los jardines versallescos de Raúl Schüler

Entre ellas, 'La República', del siglo XIX, de 180 kilos de hierro fundido en Francia y robada en 2003 de una plaza en Valparaíso

arte
Una policía incauta las piezas de arte encontradas en el jardín del empresario chileno.

Durante años, las estatuas desaparecían de las plazas públicas, los cementerios y las iglesias en Chile. Ahora, las autoridades saben su paradero: los jardines de una exuberante mansión al sur de Santiago. La policía chilena recuperó 49 esculturas escondidas a plena vista en una finca en La Punta, además de dos cofres de plata y docenas de artefactos de caza precolombinos. Las autoridades continúan allanando una propiedad del tamaño de 60 campos de fútbol. "Es curioso, algo raro ocurrió", dijo el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, en una entrevista con Televisión Nacional. "Un particular se hizo con las piezas que pertenecen a todos los chilenos".

El propietario de la hacienda, el empresario local Raúl Schüler, hizo poco para esconder las estatuas. De hecho, permitió que un periódico local digital hiciera una sesión de fotos de su casa al estilo de la revista Hello  [la versión internacional de la española Hola] incluyendo imágenes de las esculturas robadas. La maravillosa finca de La Punta y su jardín de ensueño, escribió el periódico, junto a una foto de Schüler en un caballo blanco. Como era de esperar, un lector vio una de las estatuas robadas y escribió a otro periódico.

Schüler no ha sido detenido, en parte porque la ley chilena no sanciona el tráfico de monumentos nacionales y la policía no ha probado que los robó. El empresario no ha hecho comentarios públicos y el teléfono que está a nombre de su empresa fue desconectado.

Patrimonio cultural

Entre las estatuas encontradas en los jardines inspirados en Versalles estaba La República, del siglo XIX en la fundición Val d’Osne en Francia, famosa por producir esculturas que decoran las plazas parisinas y Central Park de Nueva York. La estatua de hierro pesa 180 kilos y fue robada en el 2003 de una plaza en la ciudad de Valparaíso, justo frente a la Academia Naval.

El botín también incluye al menos ocho estatuas italianas talladas en mármol de Carrara, robadas de un cementerio de Santiago. Una de ellas perteneció a la iglesia más antigua de la ciudad. Los jardines y algunas de las esculturas fueron el telón de fondo de una película de vampiros filmada en 2008. "No es un delito cometido aisladamente o una sola vez en el tiempo", afirmó el fiscal Emiliano Arias, en declaraciones a la prensa. "Aquí ya estamos hablando de un delito cometido en contexto de una organización que al menos en lo mismo significa alguien que encarga, que roba y que lleva y transporta. Y la verdad es que no es solo una persona".

La mansión de tres pisos también albergaba reliquias militares de la Guerra del Pacífico que libró Chile contra Perú, fósiles de 4.000 años de antigüedad, tótems mapuches y puntas de flecha de piedra prehistóricas. Si bien la policía no ha terminado de inspeccionar la mansión y sus jardines, estiman que el valor total de las 49 estatuas en el mercado negro comienza en alrededor de 11 millones de dólares (9,8 millones de euros).

 

 

Normas