El fondo Tristan busca crecer en España y se abre a adquirir las oficinas de Hispania

La firma británica ya ha invertido 400 millones en el mercado español

Muestra interés en oficinas, logística y viviendas para el alquiler

Luis Miguel Bueno, director sénior de Tristan Capital Partners en España.
Luis Miguel Bueno, director sénior de Tristan Capital Partners en España.

El nombre del fondo Tristan Capital Partners se ha escuchado últimamente como protagonista del mercado inmobiliario y previsiblemente va a sonar más. La firma británica adquirió el pasado mes a Colonial una cartera de oficinas por alrededor de 280 millones de euros. Además, estuvo detrás de las oficinas de Hispania, una operación frustrada, de momento, tras la opa de Blackstone por la socimi.

Al frente de Tristan en España, como director sénior, se encuentra desde 2015 Luis Miguel Bueno. La otra operación de la firma en España fue un edificio de oficinas en Manoteras en Madrid. En total, esta gestora ha invertido 400 millones en el país. Este año preveía adquirir a Hispania su cartera de oficinas, una operación que hubiera supuesto alrededor de 500 millones. Pero la opa de Blackstone la frenó en seco. Como adelantó Cinco Días, el fondo estadounidense está a punto de traspasar parte de esos inmuebles, los ocupados por el grupo Ilunion en Madrid, a la aseguradora Zurich por más de 100 millones.

“Lo dejamos stand by. Al mismo tiempo que eso sucede, iniciamos otros procesos que nos pudieran ser de interés, como es el caso de Colonial, que se cierra casi al mismo tiempo que se hubiera sabido lo otro. Pero no como alternativa, porque nuestra intención de invertir es grande”, explica Bueno.

Pero todavía queda por saber qué hará Blackstone con el resto del portfolio, ya que al fondo americano le interesa retener, sobre todo, los hoteles de la socimi. Blackstone, primero, tiene que tomar el control de Hispania. “Nosotros tenemos buena relación con Blackstone y, por su puesto, estamos abiertos a cualquier posible propuesta”, señala.

Pero no se aferra solo a esa operación. “Somos compradores en este momento en España”, aunque no detalla el montante que están dispuestos a invertir. “Vemos Europa como un todo y compraremos según las oportunidades que salgan”, apunta Bueno. El fondo cuenta con alrededor de 10.500 millones en todo tipo de activos inmobiliarios. En febrero, el gigante asegurador New York Life tomó una participación del 40%. “Es la subisidiaria en las inversiones inmobiliarias para Europa de New York Life. Nos da estabilidad”.

En España, al fondo le interesan oficinas, activos logísticos, residencias de estudiantes y proyectos de viviendas para el alquiler. “Desde el punto de vista de precios, algunos activos se han encarecido. Pero creemos en el potencial de crecimiento de rentas. Queremos un portfolio en España que sea resistente a los cambios de ciclo”.

Normas