CC OO intenta que la justicia europea imponga el registro de horas en banca

Los dos principales sindicatos hablan con los diputados para legislarlo por ley

UGT calcula en 1.000 millones de euros lo que la Seguridad Social deja de ingresar por este “fraude”

José María Méndez, director general de CECA, y José María Roldán, presidente de la AEB
José María Méndez, director general de CECA, y José María Roldán, presidente de la AEB

Los trabajadores del sector financiero realizan un total de 300.000 horas extras semanales, unas 14,5 millones de horas al año, sin remunerar, según los cálculos de UGT. Esto supone que las empresas del sector financiero, entre otras (aunque banca y seguros representa el 87% de las horas sin remunerar), dejan de ingresar a la Seguridad Social 1.000 millones de euros, explica este sindicato, que ayer comunicó que trabaja con algunos grupos parlamentarios para crear un registro de horas trabajadas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya anunció el 13 de noviembre su intención imponer un registro de horas trabajadas.

El PSOE ya presentó en junio de 2017 en el Congreso de los Diputados una proposición de ley “para incluir la obligación de registrar diariamente e incluyendo el horario concreto de entrada y salida respecto de cada trabajador”. En esta proposición el PSOE aseguraba que en 2015 cada semana 14.773,48 trabajadores por cuenta ajena hicieron 6,2 millones de horas extras de media a la semana, de las que más de la mitad, 3,48 millones, no se pagaron. “Esto supone que el 56% de las horas extras realizadas no se retribuyeron, en comparación con el 39% que no se compensaban en 2008”.
CC OO, por su parte, ya ha llevado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), en Luxemburgo, el conflicto con Deutsche Bank España, “aunque podía haber sido con cualquier otro banco”, aseguran fuentes de este sindicato. En el caso de Deutsche Bank España CC OO, sindicato mayoritario en banca, ya presentó el 26 de julio del pasado año un conflicto colectivo que desembocó en el auto de la Audiencia Nacional que acordó formular cuestión prejudicial ante el TJUE.

La primera vista oral se celebró el pasado 12 de noviembre. Y según fuentes de CC OO, el abogado general, que no forma parte de las deliberaciones del tribunal, y el juez ponente “han estado muy críticos con el Reino de España y con Deutsche Bank, llegando a decir que no entendían cómo había reticencias a establecer un control de la jornada cuando es algo inherente a toda empresa”. Para añadir que sin un “sistema de registro es difícil que se cumplan las normas sobre jornada”.

CC OO mantiene, además, que sigue denunciando a Trabajo o proponiendo a los grupos políticos que modifiquen la ley para evitar esta práctica.

UGT declaró ayer a través de un comunicado que la práctica de prolongación de la jornada en las empresas del sector supone un “fraude” a la Seguridad Social, además de hacer “imposible” el derecho a la desconexión y la conciliación de la vida familiar y profesional.

Las horas extras sin remunerar son, de hecho, una de las principales reivindicaciones de los sindicatos que figuran en sus programas para captar votos en las elecciones que ahora celebran en bancos, antiguas cajas y en las rurales. Además, también se incluirán en sus reivindicaciones en el convenio colectivo si no se regulan antes.

Proposición de ley del PSOE

Según explica el PSOE en su proposición de ley de 2017 sobre el registro de horas extras, es que la reducción de la jornada se ha producido en la pagada, mientras que la que no está retribuida ha crecido entre 2008 a 2015.
El partido ahora en el Gobierno mantiene que “es necesario una reforma legislativa que clarifique la obligación de llevar el registro horario, a los efectos de garantizar el cumplimiento de los límites en materia de jornada”.
Su proposición pasa por modificar el artículo 34 del Texto Refundido de la Ley de Estatuto de los Trabajadores, y el artículo 7 de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden social, para incluirla como infracción grave.

Normas