La Seguridad Social detecta 1.100 empresas que le deben más de un millón de euros

La deuda total detectada y exigible por el Ministerio de Trabajo roza los 4.500 millones

La tasa de morosidad del sistema es del 1% "y será muy difícil bajarla de ahí", indica el Gobierno

La Seguridad Social detecta 1.100 empresas que le deben más de un millón de euros

El Ministerio de Trabajo está preparando los cambios legales pertinentes para elaborar una lista de morosos que adeudan al sistema más de un millón de euros. Según ha avanzado hoy el secretario general de la Tesorería General de la Seguridad Social (TSGG), Javier Aibar, su departamento ha detectado ya la existencia de 1.100 empresas que deben más de esa cantidad por impago de cotizaciones sociales de sus trabajadores y que, en consecuencia, de no saldar su deuda, estarían en dicha lista que se hará pública en próximos meses

La intención del Gobierno es incluir en la Ley General de Presupuestos para 2019 las modificaciones legales necesarias en la Ley General de la Seguridad Social para hacer pública esta lista de empresas morosas entre las que prácticamente no habría ningún autónomo, según ha precisado Aibar. Aunque aún no hay una fecha definitiva para que se haga pública, desde la Tesorería General sí han explicado hoy que, en el caso de que no hubiera Ley de Presupuestos para el próximo año, cabría la posibilidad de aprobar, en un Real Decreto Ley, los cambios normativos necesarios para poder publicar esta lista, similar a la que ya publica la Agencia Tributaria de los contribuyentes que deben más de un millón de euros al fisco.

Aibar ha explicado las líneas generales de cómo funcionará la publicación de esta lista, precisando que la Seguridad Social se dirigirá a estas 1.100 empresas morosas con deudas superiores a un millón de euros --que de hecho ya saben que adeudan ese dinero al sistema-- para darles la posibilidad de que salden su deuda o presenten las alegaciones pertinentes que les hagan no aparecer en el listado. Pero, de no darse estas circunstancias, su nombre aparecerá entre los morosos con el sistema de pensiones.

El funcionamiento detallado de esta lista deberá regularse en un reglamento, donde se estipulará la periodicidad con la que se harán públicos los nombres de estas empresas u otras cuestiones, como por ejemplo si, como ya ocurre con la lista de morosos con la Agencia Tributaria, se incluyen ademas de los nombres de estas compañías también se hacen públicos los nombres de sus administradores. O también, si podría descender en algún caso el umbral del millón de euros para ser incluidos en la lista.

En general, el responsable de la Tesorería General de la Seguridad Social avanzó que la deuda total acumulada exigible por la Seguridad Social y que ya está en vía de apremio asciende a 4.476 millones de euros, de los que unos 1.800 se han generado en el último año. En esta cantidad no está incluidos otros 1.162 millones de euros en duda aplazada con la Seguridad Social y no está aún en vía de apremio. Solo en lo que va de año se han concedido aplazamientos por 616 millones de euros, de los que 591 millones fueron concedidos a particulares y empresas del sector privado y 25,5 millones a organismos públicos.

Así, la tasa de morosidad del sistema se sitúa en el 1%, muy cerca de su nivel mínimo histórico del 0,96%, alcanzado antes de la última crisis económica. "Esto quiere decir que de cada 100 euros que recauda la Seguridad Social, solo hay que reclamar uno por vía de apremio" ha dicho Aibar. Es más, el responsable de la Tesorería General ha reconocido que "va a ser muy difícil bajar la tasa de morosidad de la Seguridad Social por debajo de ese 1%".

Esta mejora de la tasa de morosidad se ve reflejada en el descenso de la cantidad de ingresos obtenidos en la vía ejecutiva. Estos ingresos que la Seguridad Social ha tenido que reclamar sumaban este año hasta septiembre 1.084 millones de euros, un 5,53% menos que en el mismo periodo de 2017. Ello es a consecuencia de la disminución un 10,35% de los importes de la deuda pendiente de pago, algo que Aibar atribuyó a una mejora de la recaudación mejor de la esperada.

Normas