Correlación de hechos para entender cuánto pagarás de autónomo en el futuro

Repaso de la sucesión de hechos que han derivado en una serie de propuestas sobre cómo cotizarán los autónomos en el futuro. La base para enteder cuánto pagarán este tipo de profesionales a la Seguridad Social.

autónomo cotizaciones
GRAF4033. MADRID, 24/10/2018.- La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, durante su intervención en el pleno del Congreso celebrado hoy. EFE/J.P.Gandul EFE

Las bases mínimas y máximas de cotización son muy importantes para los trabajadores autónomos. Su modificación, lleva consigo un cambio en la mensualidad que pagan este tipo de profesionales, en concepto de cuotas a la Seguridad Social. Una gran parte de los autónomos cotiza por la base mínima, ya que el sistema permite elegir libremente cuánto cotizar, independientemente de los ingresos que se tenga.

En consecuencia, aumentar esa base mínima lleva consigo una modificación al alza de lo que pagarán este tipo de profesionales. El primer factor que impulsaba esa subida fue el anuncio de elevar el Salario Mínimo Interprofesional. Dicho cambio, eleva a su vez las bases mínimas. La consecuencia natural era un aumento (en torno 35 euros más al mes) de lo que aporta cada autónomo a la Seguridad Social.

En este punto, el Gobierno anunció que desvincularía la cuota de autónomos del SMI, para establecer en su lugar un sistema de cotizaciones basado en ingresos reales. Excepto para aquellos que fueran a ganar menos del Salario Mínimo, para los que habría una tarifa plana en torno a los 50 euros.

En esta correlación de hechos, Gobierno y Podemos parecían ir de la mano, hasta que se confirmó la propuesta del Ministerio para cotizar por ingresos reales, y que conlleva una subida generalizada para la mayoría de los profesionales por cuenta propia. En este momento, llegan tuits de líderes del partido morado mostrando su desacuerdo con esta decisión. También llama la atención que los cambios en las bases máximas que sí ha analizado el Gobierno no estuvieran recogidos en el plan presupuestario que el Gobierno presentó en Bruselas el pasado 15 de octubre para su valoración.

En este contexto, ¿qué opciones reales son las que se barajan? A pesar de los vaivenes y diferentes valoraciones, lo cierto es que las propuestas que se ha puesto encima de la mesa por parte del Gobierno conllevan, sí o sí, una subida de lo que pagarán la mayoría de los autónomos a la Seguridad Social.

Fuentes del Ejecutivo de Pedro Sánchez han asegurado a la agencia de noticias Europa Press que desde el Gobierno todavía no se han tomado posiciones sobre la subida de las bases máximas de cotización, y en todo caso, quieren que cualquier medida que se tome en ese sentido sea sometida a un debate previo en la mesa de diálogo social y en el Pacto de Toledo.

Hasta el momento, la propuesta sobre la que partirá ese teórico diálogo será la que según el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, José Luis Escrivá, le ha transmitido el propio Gobierno.

Subida de la base máxima

En concreto, el Partido Socialista pretende subir entre un 10% y un 12% la base máxima de cotización en 2019 para recaudar entre 1.000 y 1.100 millones de euros adicionales.

Actualmente, la base máxima de cotización se sitúa en 3.803,70 euros, mientras que la mínima está en 858,60 euros. Esta hipotética subida haría incrementar la base máxima entre los 4.184 euros y los 4.260 euros.

Elevar la base mínima

La subida del Salario Mínimo Interprofesional también implicaría, para el Gobierno, subir la base mínima de cotización del Régimen General, algo que no afectaría a los trabajadores autónomos pero sí a aquellos autónomos que generen puestos de empleo.

La base mínima, según pretende inicialmente el Gobierno, pasaría de 859 euros a 1.050 euros mensuales.

No obstante, y según la propuesta del Ministerio de Trabajo, los autónomos tendrían que cotizar por contingencias comunes, profesionales y cese de actividad de manera obligatoria, en lugar de voluntaria como hasta ahora se hace en dos de esas tres coberturas. También por formación.

Así las cosas el primer escenario planteado supondría elevar la base mínima de cotización para 2019 en un 1,25%, hasta los 944 euros mensuales. Esto incrementaría el tipo al 33,7%, mientras que en el segundo escenario planteado la base ascendería al 6,25%, hasta los 990 euros.

La tercera propuesta implicaría la subida en un 12,25%, lo que pondría en 1.050 euros mensuales la base de cotización y la equipararía a la de los trabajadores por cuenta ajena.

Normas