SMI

El Gobierno evitará que la subida del salario mínimo repercuta en la cotización de los autónomos

El Ejecutivo sostiene que no va a equiparar la base mínima de los trabajadores por cuenta propia a aquella del Régimen General

El Gobierno evitará que la subida del salario mínimo repercuta en la cotización de los autónomos

Los Ministerios de Trabajo y Hacienda han asegurado este martes que la subida prevista del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros mensuales para el año que viene, recogida en el acuerdo presupuestario del Gobierno y Podemos, no repercutirá negativamente en la cotización de los autónomos.

Fuentes del Gobierno han indicado a Europa Press que están trabajando para que el próximo 1 de enero de 2019 entre en vigor la reforma del régimen de autónomos que permitirá que coticen por sus ingresos reales. De esta forma, las mismas fuentes ha subrayado que se garantizará así una rebaja de la cuota para los trabajadores por cuenta propia con menores ingresos.

Si por algún motivo la reforma no entrara en vigor en el plazo previsto, el Gobierno desvinculará la subida del SMI de la cuota mínima. Por lo tanto, desde el Ejecutivo consideran que el "alarmismo" que PP y Cs están generando entre el colectivo de los autónomos es injustificado. De hecho, las fuentes recuerdan que formaba parte del acuerdo.

Por su parte, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha advertido del riesgo de que "la gente se salga a la economía sumergida" por el aumento de las cotizaciones que supondrá la subida del SMI pactado por el Gobierno con Unidos Podemos.

Asimismo, ATA ha reivindicado que aquellos autónomos que no alcancen con sus ingresos el salario mínimo proyectado por Presupuestos estén exentos de abonar los 313 euros que supondría la base mínima de cotización al mes, y cuenten con una tarifa plana.

Igualmente, la Confederación Española de Autónomos (CEAT) ha advertido de que la subida del SMI a 900 euros es una medida que "puede contraer el empleo e incluso empujar a muchos autónomos a salir del sistema, con el perjuicio social y económico que la economía sumergida conlleva".

A su juicio, la subida tiene una repercusión "gravosa" sobre la cuota de autónomos y supone "una carga que algunos autónomos que cotizan por la base mínima no podrán soportar y que les llevará a optar por salir del sistema".

También ha recordado que el gravamen de 3.000 euros anuales por trabajador que deberían realizar los autónomos que tienen empleados que cobran el salario mínimo hará que algunos trabajadores por cuenta propia se piensen las contrataciones y tendrá una repercusión negativa en la creación de empleo.

Normas