Telefónica España paga el último plus a la espera del próximo convenio colectivo

El actual convenio finaliza en diciembre

El nuevo podría retrasarse porque hay elecciones sindicales en primavera

Sede histórica de Telefónica en la Gran Vía de Madrid.
Sede histórica de Telefónica en la Gran Vía de Madrid.

Telefónica va a pagar esta semana, en la nómina de octubre, el último plus incluido en el actual convenio colectivo en España, el denominado Convenio de Empresas Vinculadas (CEV), establecido para los empleados de las tres grandes divisiones, Telefónica de España, Telefónica Móviles y Telefónica Soluciones. Es el quinto plus establecido en el actual marco colectivo de la compañía y asciende a 250 euros.

Este plus tiene la opción de ser consolidable en 2019, si Telefónica cumple una serie de objetivos de Oibda-Capex durante el actual ejercicio. Según fuentes sindicales, la decisión se adoptará una vez que se presenten las cuentas a final de febrero de 2019.

A lo largo del periodo de vigencia del CEV, entre 2015 y 2018, Telefónica ha abonado una serie de pluses a los empleados: 200 euros en octubre de 2015, 200 euros en enero de 2016, 350 euros en octubre de ese año y otros 250 euros en octubre de 2017, cifra que fue consolidable en el salario de 2018, y por lo tanto revalorizable con las subsiguientes revisiones salariales, según el sindicato CC OO.

Estos pluses se unen a las revisiones salariales anuales establecidos en el CEV: un 1,9% en 2016, 1,5% en 2017 y otro 1,5% en 2018 sobre la masa salarial teórica global. CC OO indica que a estas cifras habría que añadir los bienios de antigüedad.

La cuestión ahora se centra en el futuro marco laboral que se va a establecer en Telefónica. Y es que la vigencia del actual CEV finaliza en diciembre de este año. En principio, ambas partes deberían sentarse a negociar el nuevo convenio. Ahora bien, el actual escenario va a forzar un retraso con toda probabilidad.

Telefónica de España celebrará elecciones sindicales durante la próxima primavera, entre abril y mayo posiblemente, con lo que la negociación con la cúpula de la empresa se retrasará hasta después de los comicios. En las anteriores elecciones, UGT se impuso a CC OO, si bien ambas tuvieron los mismos representantes en el comité intercentros, manteniendo una mayoría que se ha extendido durante los últimos años.

Normas