Telefónica lanza un plan de nuevas contrataciones para reforzar el área comercial

Los empleados trabajarán con pymes y grandes empresas

Zona centro y Cataluña acogerán a buena parte de los contratados por la operadora

telefonica
Emilio Gayo, presidente de Telefónica España.

Telefónica está diseñando nuevos planes para reforzar su área comercial, una actividad clave en el actual contexto de dura competencia que se vive en el sector de las telecomunicaciones en España en negocios como la telefonía móvil, la banda ancha fija y la televisión de pago. Así, la operadora ha abierto una convocatoria para la contratación de nuevo personal especializado en ventas, tanto para pymes como grandes corporaciones y administraciones públicas.

La compañía no ha precisado el número de plazas que se van a cubrir, si bien fuentes del sector hablan de varias decenas.

Los nuevos comerciales entrarán en la zona centro, Cataluña, Levante y Murcia, con vacantes posibles en Madrid, Toledo, Albacete, Barcelona, Lérida, Gerona, Castellón y Murcia. La empresa contempla la opción de ampliar a otras localidades.

En la convocatoria, Telefónica habla de responsables de ventas para España. En este caso, la compañía busca comerciales con experiencia en consultoría de telecomunicaciones, dentro de departamentos de ventas a empresas y grandes clientes. El objetivo pasa por impulsar los negocios de los actuales clientes de la teleco con foco en los sectores público y privado. Entre los clientes de estos nuevos comerciales figuran tanto empresas de tamaño medio como grandes corporaciones.

Los comerciales deberán tener un elevado conocimiento de soluciones de tecnologías de la información y experiencia en negociaciones de alto impacto. De igual forma, gestionarán una cartera de clientes diseñando la estrategia comercial para conseguir los objetivos del área y elaborando una propuesta personalizada manejando datos técnicos y presupuestarios.

En términos de formación de los posibles candidatos, los responsables de Telefónica valorarán las ingenierías de informática o telecomunicaciones, la formación profesional de grado superior en las áreas de informática, telecos y comercial, así como la formación complementaria en las áreas de tecnologías de la información (TI) y comerciales, junto con las certificaciones técnicas.

El plan de creación de empleo se enmarca dentro del actual convenio de empresas vinculadas (CEV), primero que ha integrado a todas las grandes filiales de la teleco en España. El convenio ha incluido el plan de desvinculaciones voluntarias (PSI), cuyo plazo para presentar solicitudes este año está abierto en la actualidad, hasta final de este mes, y que ha supuesto la salida de miles de trabajadores de forma voluntaria durante los últimos tres años. Dentro de los planes sociales del proceso figuraba la creación de nuevos puestos de trabajo.

En esta línea, el programa de creación de nuevo empleo lanzado ahora por la operadora ha contado con el respaldo de los dos sindicatos mayoritarios de la operadora en España, CC OO y UGT.

En cualquier caso, Telefónica no ha dejado de lanzar iniciativas para la mejora de la formación de sus empleados en el área comercial. En otoño pasado, por ejemplo, la operadora lanzó un ambicioso plan destinado a mejorar la formación de más de 400 comerciales de Telyco, su filial de tiendas en España.

Con ese programa, la intención de Telefónica pasaba por mejorar la preparación de estos trabajadores en actividades de relevancia para la operadora como los servicios de televisión de pago y banda ancha fija, especialmente bajo las nuevas redes de fibra óptica. En este caso, las citadas 400 personas suponían cerca de la cuarta parte de la plantilla de la citada Telyco.

El objetivo de Telefónica, si los resultados eran positivos, era extender esta preparación a más empleados de Telyco durante los próximos meses.

Evolución de la plantilla

La plantilla de Telefónica en España al cierre de diciembre se situaba en 27.291 empleados, un 5% menos en términos interanuales. El descenso está motivado por la aplicación del plan de bajas voluntarias introducido en el último convenio de empresas vinculadas, el primero que afecta a todas las grandes divisiones. Este plan de bajas estaba previsto hasta final de 2017, pero al extender el convenio colectivo a 2018, se prologaba también un año más.

Los gastos de personal se redujeron un 5,2% en el cuarto trimestre, por el ahorro interanual derivado del plan de suspensión de empleo, de en torno a 29 millones de euros. En el año, se redujeron un 6,3%, situándose los ahorros del plan en 158 millones de euros, adicionales a los conseguidos en años anteriores. La teleco afrontó una provisión de reestructuración de 89 millones.

Normas