Caixabank se juega pérdidas en la venta de la icónica Torre Sevilla

El banco recibe ofertas por un activo que ha costado más de 300 millones

El rascacielos y su centro comercial, recién terminado, despierta el interés de los fondos

Caixabank se juega pérdidas en la venta de la icónica Torre Sevilla

Ha costado más de una década, más de 300 millones de euros y sonoros debates por su diseño en altura en la monumental capital andaluza, pero Caixabank ya tiene terminada su joya andaluza, Torre Sevilla, un activo por el que los inversores comienzan a interesarse. ¿Conseguirá el banco hacer negocio a pesar de la enorme inversión?

A finales de septiembre se inauguró la última parte de este activo en la base de la torre, un centro comercial de 26.700 metros cuadrados en el que Primark ha aterrizado en Sevilla. El rascacielos tiene 180 metros de altura, acoge 18 plantas de oficinas, otras tantas del Eurostars de cinco estrellas, y la sede de Caixa Forum.

El parto de Torre Sevilla ha sido largo. Al sur de la Isla de la Cartuja, el Ayuntamiento de Sevilla buscaba a finales de los años noventa usos para los suelos de la Expo’92. Se pensó como sede para CajaSol y se creó la promotora Puerto Triana para llevarlo a cabo. En 2006, el arquitecto argentino César Pelli ganó el proyecto y en 2007 empezó oficialmente la obra. La crisis financiera hizo que se retrasara la construcción y la inmobiliaria pasó a manos de la nueva Banca Cívica y, finalmente, a Caixabank por la fusiones en el proceso de saneamiento del sector.

Puerto Triana recoge en sus cuentas de 2017, facilitadas por la herramienta Insight View, que el coste de Torre Sevilla ha alcanzado los 300 millones de euros, a los que hay que sumar la finalización del centro comercial, que llevaría la cifra hasta cerca de 320 millones. Un valor que los expertos creen que es complicado que se alcance en una transacción, aunque el banco no ha tasado el complejo e intentará minimizar unas posibles pérdidas si no se llega al nivel de plusvalías.

Los inversores han posado sus ojos en este activo emblemático en las últimas semanas, como aseveran varias fuentes del sector, y Caixabank ya ha recibido algunas propuestas, como confirma la propia entidad. El diario El Confidencial adelantaba que la entidad no escucharía ofertas por debajo de los 265 millones. Otras fuentes del sector cifran su valor algo por debajo. En esa transacción no se incluiría el área del Caixa Forum.

“Los fondos internacionales se han abierto a interesarse por buenos activos en otras grandes ciudades más allá de Madrid y Barcelona. Es el caso de Torre Banco de Vizcaya en Bilbao, comprada por la firma Angelo Gordon, y ahora por Torre Sevilla”, explica un experto inmobiliario conocedor de los movimientos por el activo andaluz.

Para CaixaBank es la joya inmobiliaria del sur de España, pero no es un activo estratégico. El banco oficialmente no tiene a la venta el complejo y no ha encargado el proceso a ningún intermediario ya que considera que está en fase de lanzamiento y todavía tiene recorrido al alza. Ha logrado completar el alquiler de la torre al 100% con el hotel y las oficinas de empresas como Orange, Everis, Deloitte, Aenor y varias filiales de la propia entidad catalana. A su vez, el centro comercial está prácticamente completo. Eso garantiza las rentas mensuales que pueden atraer a inversores.

Normas