Lo que se juegan los bancos españoles en la nueva crisis que azota a Europa

En BBVA el peso en cartera de la deuda alcanza el 13,4%

Bankia sube su exposición al país en el primer semestre

Giuseppe Conte, primer ministro de Italia.
Giuseppe Conte, primer ministro de Italia. AP

Las caídas de las entidades italianas han contagiado en su descenso a la banca española, pese a que la mayoría de expertos no vea en Italia un nuevo riesgo sistémico. La entidades españolas tenían en balance a cierre del primer semestre cerca de 28.000 millones de euros en deuda italiana.

 

BBVA: la deuda italiana alcanza el 13,4% de su cartera

BBVA

Cuando la banca italiana estornuda, la española se resfría. Las caídas registradas por las entidades del país transalpino han tenido su réplica en las españolas, castigadas por su exposición a la deuda italiana. BBVA es uno de los principales exponentes. A cierre del primer semestre, el banco conserva 7.600 millones en bonos italianos, 3.800 millones de los cuales vencen antes de que finalice 2018. Esta cuantía, que los seis primeros meses del año se redujo un 22,66%, representa el 13,38% del total de la cartera de deuda. “La cotización se ha visto sacudida por el impacto que genera la tenencia de deuda a la hora de valorarla”, afirma Nuria Álvarez. La analista señala que el repunte de las rentabilidades se traduce en caída de los precios y por consiguiente en menores ganancias en la cartera de renta fija. No obstante, Álvarez indica que el impacto real depende de cómo están valorados los activos. “Si están a coste amortizado es equivalente a tenerla a vencimiento. Es decir, aquí solo se tienen en cuenta las rentabilidades”, afirma. Junto a Italia, BBVA sigue muy pendiente de la evolución de Turquía.

Sabadell: recorta un 39% su exposición al país mediterráneo

Sabadell

Una de las entidades que más sufrió la tenencia de deuda italiana en balance el primer semestre fue Sabadell. Después del castigado experimentado en Bolsa, decidió emprender la venta de deuda y solo en los seis primeros meses año el banco que lidera Josep Oliu redujo cerca de un 39% los bonos italianos que conservaba en su poder, hasta los 5.899 millones. Este importe representa el 17,29% del total de la cartera de deuda. Desde la entidad señalan que el recorte obedece no a la percepción de riesgo de solvencia sino a una decisión de riesgo en cuanto a la volatilidad de su valoración, debido a las inestabilidad política por la que atraviesa el país y las dudas que predominan sobre el rigor presupuestario. En Renta 4 afirman que el escenario actual no refleja un riesgo real de que no se vayan a cobrar los pagos de la deuda por lo que consideran desmesurado el castigo sufrido en Bolsa por la entidad en particular, y el sector en general. El otro escollo para Sabadell en el corto plazo son las negociaciones entre el Gobierno de Teresa May y la UE para hacer efectiva la salida de Reino Unido.

Santander: sin bonos de Italia y pendiente de Brasil y el ‘brexit’

Santander

Con la vista puesta en las elecciones de Brasil –principal mercado del banco– y en la depreciación que sufren las divisas emergentes como el peso argentino o real brasileño en el año (-98% y -16,8%, respectivamente), Santander decidió en la primera mitad de 2018 poner a la venta su cartera de deuda italiana. Con esta operación el banco busca desprenderse de uno de los innumerables focos de inestabilidad que acechan al sector en un momento en el que además está en vilo por el desenlace del brexit. En menos de un año, el banco ha pasado de tener 6.100 millones –cifra que registraba a cierre de 2017– a reducir por completo su exposición. Esto no le ha permitido escapar a las caídas de las últimas sesiones y seguir cotizando con un descuento del 27% frente al 40% de Sabadell o el 22% de BBVA. Así, además de la inestabilidad que Italia genera al conjunto de la banca española, Santander afronta sus desafíos particulares: el recelo de algunos analistas sobre sus ratios de capital, inferiores a los de otros competidores, y el riesgo político por su exposición a Brasil y Reino Unido.

Bankia: eleva su exposición a Italia a contracorriente

Bankia

Mientras los bancos anteriores han optado por reducir la exposición a Italia con vistas a la inestabilidad política del Gobierno actual, Bankia, que ve cómo el proceso de privatización se retrasa, ha hecho el movimiento contrario. En la primera mitad del año, incrementó en un 22,8% la presencia de deuda italiana en su cartera de renta fija. A cierre del semestre conservaba en sus manos 5.700 millones de euros. El peso en la cartera de renta fija de la entidad alcanzaba a 30 de junio el 15,38%. “El impacto de la deuda en la banca española es manejable”, asegura Nuria Álvarez. La experta afirma que el consumo de capital que supone el cambio de valoraciones no es exagerado. “No les impedirá cumplir con los ratios que se exige para las entidades”, asegura. Junto a Bankia, otras entidades que han optado por elevar la tenencia de bonos italianos para arañar un extra de rentabilidad han sido Liberbank (la sube un 196% hasta los 3.812 millones) y CaixaBank (un 24,3% hasta los 1.891 millones). Estos bancos tienen la vista puesta en el escudo protector que sigue ejerciendo el BCE.

Normas