Cecabank desafía a la gran banca en fondos de inversión y Bolsa

Lanza un servicio para dar valor añadido a la nueva regulación Mifid 2

Incluye la custodia, liquidación y depositaría de valores

Cecabank

El banco mayorista participado por las antiguas cajas de ahorros, Cecabank, ha lanzado un reto a los grandes del sector, como Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell. Cecabank ofrece un producto para que las medianas entidades aporten valor añadido ante los cambios provocados por la directiva europea Mifid 2, destinada a que los mercados funcionen mejor. No se trata de que cumplan la norma, sino de que aporten soluciones extra a sus clientes.

Cecabank es el gran depositario de fondos de inversión en España con 108.000 millones de euros, y también el primer proveedor nacional de servicios de liquidación y custodia (140.000 millones). Pero ahora ha dado una giro a su estrategia. Ha puesto en marcha una mesa de ejecución de renta variable, ha logrado la autorización para formar a los empleados del sector financiero de acuerdo a los criterios de la CNMV y, la gran novedad, ha lanzado un servicio para que las entidades expriman las posibilidades de Mifid 2.

Cecabank propone una solución global para comprar Bolsa, renta fija, fondos de inversión propios y de terceros, con gestión de carteras o con asesoramiento, ya sea dependiente o independiente.

Unicaja Banco, la sexta entidad española por balance solo por detrás de Sabadell, ha firmado una alianza con Cecabank. Así podrá ofrecer los fondos de su gestora, Unigest (con cerca de 6.000 millones de euros y la décima firma de mayor tamaño), así como de terceras firmas, si así lo desea, en el futuro inmediato.

La gran novedad de la plataforma de Cecabank respecto algunas de las lanzadas por otras entidades es que será la misma para todos los canales: en los teléfonos móviles a través de aplicaciones, en la web, en la oficina y en el teléfono.

Además de Unicaja, Cecabank está negociando con otras entidades con las que está a punto de firmar acuerdos para poner en marcha sus respectivas plataformas.

La gestora Patrivalor, con un patrimonio de algo más de 110 millones de euros, ya está usando la solución creada por el banco mayorista. También la valenciana Caixa Ontinyent emplea la herramienta, cada una conforme a sus necesidades. Cecabank se ocupará de todo: será una solución llave en mano y modular. Las entidades no se encargarán de nada. El cliente –léase el banco– pondrá a disposición de los inversores los productos que considere convenientes a través de la plataforma.

El banco mayorista creado por las antiguas cajas de ahorros cuenta además con el arma secreta de ofrecer todos los servicios de custodia, depositaría y liquidación de títulos. Es decir, se encargará de todos los servicios de apoyo al negocio principal (back office, en la firma). La entidad incluso facilitará la compensación en plataformas de negociación alternativas a BME, como Bats Europe o Turquoise, si la entidad financiera quiere ofrecer ese servicio.

Los cinco grandes bancos han lanzado ya varios productos de valor añadido relacionados con Mifid 2. BBVA cuenta con BBVA Invest; Santander con SO:FIA; Sabadell, con Sabadell Inversor; Bankia ha puesto en macha Bankia Gestión Experta, un servicio de gestión de carteras con accesos a fondos de inversión nacionales e internacionales; y CaixaBank ha lanzado Smart Money, carteras de fondos gestionadas por experto.

Liberbank alcanzó a finales de junio un acuerdo con Inversis para el desarrollo de servicios de inversión, como la operativa de fondos de inversión y la ejecución, liquidación y custodia de activos de renta fija, renta variable y ETF. La plataforma ya está operativa.

Allfunds propulsa los supermercados de fondos

Cuentas ómnibus. La falta de disponibilidad de cuentas ómnibus –cuentas globales segregadas en función de las aportaciones de cada partícipe– en gestoras españolas es una barrera para la distribución de fondos. Los comercializadores no quieren entregar a las gestoras los datos de los clientes que han contratado esas carteras. La ley permite utilizar estas cuentas, pero las posiciones existentes de los partícipes no pueden beneficiarse de esta fórmula, lo que hacía extremadamente complicada la operativa. Las gestoras extranjeras, en cambio, sí pueden utilizar cuentas ómnibus para vender sus fondos en España.

Allfunds da la solución. La plataforma proporciona la tecnología que posibilita la distribución de fondos de inversión domésticos operando con cuentas ómnibus. Esto facilitará la creación de supermercados de fondos con productos de terceros. Mutuactivos fue la primera gestora española en ofrecer sus productos a través de cuentas ómnibus.

Normas