Volkswagen aún no ha reparado el 20% de los coches del ‘dieselgate’ en Europa

La CE informa de que ya se han arreglado 8,5 millones de vehículos, pero que todavía quedan más de dos millones

El grupo deberá seguir con este proceso hasta 2020

Un dispositivo mide las emisiones del motor diésel de un Volkswagen Golf.
Un dispositivo mide las emisiones del motor diésel de un Volkswagen Golf. EFE

La Comisión Europea informó ayer de que el grupo automovilístico Volkswagen todavía no reparó el 20% de los coches afectados por el escándalo del “dieselgate” de 2015. La compañía arregló ya 8,5 millones de vehículos en Europa, lo que supone un 80% del total. Todavía quedan más de dos millones de automóviles. El Ejecutivo comunitario lamentó en un comunicado que la empresa se haya negado a simplificar las condiciones de acceso a sus medidas de construcción de confianza y que no haya ofrecido una “garantía completa y clara” de que las actualizaciones no suponen una merma del rendimiento de los coches.

La compañía se había comprometido en 2016 a reparar todos los vehículos afectados durante 2017. La CE recordó que las reparaciones gratuitas deberán seguir hasta 2020. “Hemos trabajado para conseguir que el Grupo Volskwagen se muestre más proactivo con los consumidores afectados; han cumplido con el plan de acción que han prometido, pero eso es todo”, afirmó la comisaria europea de Consumo, Vera Jourová.

El Ejecutivo comunitario y las autoridades de consumo de la UE lamentaron, sin embargo, que la compañía no haya ofrecido garantías completas ante aquellos casos en los que haya problemas técnicos con los vehículos después de la reparación. “Esta situación nos recuerda que debemos establecer normas más estrictas en lo relativo a la reparación de daños en la UE, atendiendo también a las demandas colectivas”, añadió Jourová.

La CE pudo consensuar con Volkswagen un plan de acción para reparar los daños de los consumidores afectados por el escándalo “dieselgate”, pero no pudo sancionar a aquellos fabricantes de automóviles que utilizaban motores diésel que superaban el límite comunitario de emisiones de dióxido de carbono. Para evitar que esta circunstancia se repita, el Ejecutivo comunitario lanzó un paquete legislativo que, de ser aprobado por el Parlamento Europeo y los Estados miembros, permitiría imponer sanciones y lanzar demandas colectivas a nivel comunitario.

Normas