BBVA financiará las automatriculaciones de los concesionarios oficiales

El nuevo test de emisiones provocará un repunte de esta táctica comercial en verano

El préstamo se concede con 0% de tasa de interés nominal y 1% de comisión de apertura

Faconauto ha cerrado un acuerdo con BBVA por el cual el banco pone a disposición de sus asociados, los concesionarios oficiales, una línea de financiación para la automatriculación de vehículos, que se espera repunte este verano como consecuencia del nuevo test de emisiones.

El WLTP, como se le conoce al nuevo sistema de medición por sus siglas en inglés, calcula de manera mucho más realista el consumo de combustible y las emisiones de CO2 que la actual prueba de laboratorio.

Por ahora, el WLTP se aplica únicamente a los vehículos nuevos que buscan la homologación para poder comercializarse en la UE. Pero a partir de septiembre, el test se extenderá a todas las nuevas matriculaciones, es decir, también a los automóviles que ya se encuentran en los expositores a la espera de comprador.

Como muchos de esos coches ahora cumplen los límites de emisiones, pero dejarán de hacerlo con el WLTP, los concesionarios intentarán matricularlos, aunque sea a su nombre, antes de que la prueba se generalice y les prohíba venderlos. Así, al menos, podrán darle salida en el mercado de ocasión.

Para ayudarlos a financiar esta compra de stock, Faconauto ha negociado con BBVA un préstamo con dos condiciones ventajosas: tasa de interés nominal del 0% y comisión de apertura del 1%. El préstamo está disponible desde el 15 de junio hasta el 31 de agosto, justo antes de la aplicación generalizada del WLTP.

Gerardo Pérez Giménez, presidente de Faconauto, aclara que el producto no pretende competir con las financieras de las marcas, sino servir de complemento en aquellos casos en que la línea de crédito del fabricante no resulte suficiente. El importe dependerá de la solvencia de cada concesionario.

La cifra

10%  podrían caer las ventas de coches nuevos a causa del WLTP. Faconauto estima que si el Gobierno no revisa la fiscalidad, las matriculaciones caerán entre un 8% y 10% a partir de septiembre con el WLTP.

El préstamo es el primero de varios servicios que Faconauto espera lanzar para sus asociados en alianza con BBVA en los próximos tres años.

Pérez estima que si el Gobierno no interviene para que el WLTP no eleve la carga fiscal de los coches nuevos, el crecimiento de las matriculaciones proyectado para este año se quedará en el 7% en lugar del 10% originalmente previsto.

Faconauto anunció el acuerdo con BBVA durante una comida con periodistas, horas antes de que su comité ejecutivo se reuniera por primera vez con el de Ganvam (asociación de concesionarios, vendedores de vehículos, talleres y servicios de recambio) para coordinar posiciones institucionales en torno a temas como la fiscalidad del automóvil y la necesidad de una ley que regule la relación entre los fabricantes y concesionarios.

Normas