Las compañías que también juegan el Mundial

305 sociedades han conseguido un total de 365 acuerdos comerciales para el torneo

Generará negocio a los grandes patrocinadores e impactará también en su cotización

Mundial pulsa en la foto

El Mundial de Rusia no solo supone un escaparate para los 736 futbolistas que competirán en el torneo. También sirve a las 305 empresas que patrocinan de algún modo a las 32 selecciones participantes. La FIFA –el organismo que regula el fútbol internacional– estimó en su informe oficial que el campeonato generará más de 2.000 millones de euros. El comité organizador asegura que se han creado 220.000 puestos de trabajo en Rusia y que, desde que se abrió la puerta a la inversión en 2013, más de 12.000 millones de euros han provocado un crecimiento del 1% del PIB del país en el último lustro. El Ejecutivo liderado por Vladimir Putin prevé también un impacto de alrededor de 2.500 millones de euros en la economía rusa hasta el año 2023.

Ante estas cifras, las empresas tienen una de las oportunidades de negocio más suculentas del año. Aunque hay algunas que han comenzado con cierta ventaja. Coca-Cola y Adidas, socios de la FIFA, son las que han conseguido más acuerdos, 14 y 12, respectivamente, de los 365 que se han llevado a cabo. Pero no solo se obtienen beneficios del patrocinio. Cada vez que se celebra un Mundial existe un repunte de entre el 15% y el 20% en la venta de televisores, especialmente en países emergentes, y muchas firmas lanzan promociones específicas para la Copa del Mundo. Las aplicaciones para smartphones también se beneficiarán. La app oficial del Mundial lleva más de 10.000 descargas antes de que empiece el torneo, y la firma de delivery Glovo espera crecer un 30% en Rusia. Basta recordar que la final entre Alemania y Argentina de la Copa del Mundo organizada por Brasil en 2014 mantuvo pegados a los televisores a 3.000 millones de espectadores en todo el planeta.

La FIFA estima que el Mundial generará más de 2.000 millones de euros. Para Rusia ha supuesto un alza del PIB del 1% en un lustro

El impacto económico del Mundial es por tanto innegable e, inevitablemente, no pasa inadvertido para los inversores. Compañías como Adidas o Coca-Cola, omnipresentes en el torneo, también se juegan buena parte de su balance bursátil del año.

Adidas: Un buen año que puede redondear tras la competición

Adidas vuelve a ser la gran triunfadora del Mundial, antes incluso de que se haya dispu­tado. Especialmente, en el patrocinio de selecciones. De los 32 países que disputan el torneo, la firma de ropa deportiva viste a 12 equipos, entre los que se encuentra la selección española. La compañía alemana acumula un alza en Bolsa superior al 20% en el año y se mantiene cerca de los máximos históricos alcanzados este año en los 213,7 euros. Su avance de este año se suma al 11,3% de revalorización de 2017 y al 67% de 2016.

Pese al avance sostenido en Bolsa, la compañía sigue disfrutando del favor de los analistas. El consenso de recomendaciones de Reuters recoge un consejo mayoritario de compra: de los 40 analistas que cubren el valor, 17 recomienda comprar y otros 7 aconsejan fuerte compra, frente a otros 7 que aconsejan mantener los títulos.

Gazprom: La empresa que suministra gas a Europa juega en casa

La principal suministradora de gas de Europa ya conoce el mundo del fútbol. Patrocina a Chelsea y Zenit, equipos punteros de Inglaterra y Rusia, y es otro de los socios FIFA para un Mundial que la compañía juega en casa. El ascenso del precio del petróleo no está sin embargo impulsando demasiado la cotización, que sube en el año el 6,5%, por debajo del alza que registran otras petroleras como Repsol, que gana en 2018 más del 16%.

Su cotización depende en todo caso con fuerza del precio del petróleo, que a su vez es determinante para el conjunto de la economía rusa. Gazprom va a estar muy pendiente de la decisión que tome Rusia sobre la continuidad del recorte de producción pactado con la OPEP y del que podría desmarcarse próximamente, lo que augura futuros descensos para el precio del petróleo.

Coca-Cola: Aprovechar el torneo para reconquistar máximos históricos

Coca-Cola será el mayor socio del Mundial. La compañía domina el sector de las bebidas presentes en Rusia al patrocinar a 14 de las 32 selecciones que competirán por la Copa. Se bebe incluso a su mayor rival, Pepsi, que solo está presente como sponsor en las selecciones de Panamá y Egipto.

Coca-Cola registra un descenso en el año del 5%, hasta cotizar en el entorno de los 43 dólares por acción. Ha corregido desde los máximos históricos que alcanzó a finales de enero sobre los 47 dólares. A su favor la compañía de bebidas sí tiene la opinión de los analistas, que tienen una recomendación mayoritaria de compra para el valor. El precio objetivo del consenso de Reuters se acerca a los 50 dólares por título, lo que deja un potencial de revalorización del 14% para los próximos doce meses. El año pasado, los títulos de Coca-Cola registraron un alza del 10,66%.

Visa: El socio que disfruta de exclusividad financiera en la FIFA

Visa acude al Mundial de Rusia con un contrato con la FIFA hasta 2022 y la exclusividad en el sector financiero dentro del organismo. Además, la firma norteamericana, una alianza estratégica de 21.000 instituciones que ofrecen los productos Visa, es la patrocinadora de la selección mexicana junto con el grupo Citibanamex.

La compañía disfruta de una subida bursátil en lo que va de año de más del 18%, que se suma al 46% de ganancia que dejó para sus accionistas el pasado año. El valor cotiza así en máximos históricos, prueba del atractivo que despierta entre los inversores el negocio de los medios de pago, de los que Visa es líder mundial. El fuerte repunte bursátil no impide que el valor siga contando con una mayoritaria recomendación de compra por parte de los analistas. El consenso de Reuters arroja un potencial de subida adicional del 7%.

Telefónica: El Mundial, respiro para alejarse del mínimo anual

La compañía de telecomunicaciones, una de las patrocinadoras de la selección española, no llega en un buen estado de forma bursátil al Mundial de Rusia. Sus acciones caen en 2018 más del 8% y esta misma semana ha marcado un mínimo anual en los 7,45 euros, que devuelve al valor a los niveles a los que cotizaba en junio de 2016.

Telefónica acusa en sus cuentas la debilidad de las divisas de los países en los que opera y también el recelo con que muchos inversores observan el negocio de las telecomunicaciones, donde la competencia es feroz. Aun así, y pese a su discreta evolución bursátil, el consenso de analistas que recoge Reuters ha un potencial de subida a las acciones de Telefónica de casi el 30%, acentuado tras las últimas caídas de la cotización. Ese consenso da también una recomendación mayoritaria de compra de los títulos.

CaixaBank: Regreso al mundo del fútbol, muy pendiente del BCE

CaixaBank vuelve a patrocinar a España por primera vez en 12 años. La visibilidad que el Mundial va a dar a la compañía coincide con un momento delicado para su cotización, que justo en las últimas sesiones sufre la decepción que ha sembrado entre los valores bancarios Mario Draghi, con su anuncio de que el alza de tipos no llegará hasta al menos después del verano de 2019.

La esperada subida de los tipos de interés es el gran revulsivo en el que confían los inversores en banca, si bien el BCE no ha dado señales de tener prisa en abordarlo. En la sesión del viernes, al día siguiente del mensaje de la institución, los títulos de CaixaBank han caído otro 3%, con lo que el balance del año se adentra en el terreno negativo y deja una caída cercana al 4%. Aun así, el consenso de Reuters confía en la subida futura de la acción y le da un potencial del 20% para el próximo año.

Normas