La incertidumbre política solo pasa factura a la Bolsa y la deuda italianas

Milán cae el 0,42%, el mayor descenso de Europa, arrastrado por sus bancos

El Ibex sube un 0,63% y el bno cae al 1,48%, ajeno al contagio de Roma

ibex 35 Ampliar foto

El mercado no esperaba con temor la celebración de las elecciones generales italianas de este domingo y el resultado no ha provocado tampoco una sacudida en el ánimo de los inversores, a pesar de que refleja un país más inclinado hacia los extremos y en el que será necesaria una ambiciosa coalición de Gobierno para evitar nuevos comicios. El Movimiento 5 Estrellas ha sido el partido ganador, con el 32,6% de los votos –por encima de lo que auguraban las encuestas–, y la Liga Norte emerge como líder de la coalición de centro derecha –por delante de la Forza Italia de Silvio Berlusconi– y cuenta con el 17,4% de los votos. Estos resultados son insuficientes para formar Gobierno y auguran un largo período de negociaciones para forjar alianzas que prometen incertidumbre y más volatilidad, aunque limitadas al mercado italiano.

De hecho, el difícil panorama político italiano no tuvo capacidad ayer para influir en el conjunto de mercados europeos y las ventas que se produjeron en los activos italianos no se contagiaron al resto de la periferia. La Bolsa italiana fue la peor de Europa: el FTSE Mib cayó el 0,42%, si bien contuvo el descenso desde el 2% con que comenzó el día. La peor parte se la llevaron los bancos italianos, el sector más vulnerable ante la incertidumbre política y permanente foco de recelo por su carga de activos tóxicos. Banco BPM y UBI cayeron el 6,15% y 3,77%, Unicredit perdió el 3,43% e Intesa San Paolo, el 1,41%. El rendimiento del bono italiano a diez años también acusó las ventas, aunque no de forma leve. Subió del 2,04% del viernes al 2,08%, mientras que la prima de riesgo se elevó a los 143 puntos básicos, desde los 141 del viernes.

IBEX 35 9.721,10 -0,33%
EUR x USD 1,1646 0,060%

Italia fue excepción en una jornada de ligeras alzas en las Bolsas europeas y de compras en el mercado de bonos. El Ibex salvó la jornada con un alza del 63%, que fue del 1,6% para el Dax y del 0,56% para el Cac. Y el rendimiento del bono español también se sumó a la corriente de compras y redujo su rentabilidad del 1,53% al 1,48%. Según resumía ayer Deutsche Bank, los acontecimientos políticos de los dos últimos años muestran que “a menos que haya una clara amenaza para la permanencia en el euro, el impacto en el sentimiento del mercado dura poco”. Y recordaba que las dos fuerzas políticas que han salido reforzadas de las elecciones –Movimiento 5 Estrellas y Liga Norte– ya no plantean el abandono de la moneda única, el escenario sin duda más inquietante para los inversores. El otro gran elemento que podría hacer de Italia un riesgo para el resto de países de la zona euro tiene que ver con la sostenibilidad de su deuda, sobre la que Deutsche no aprecia este año motivos de inquietud –sí de cara a 2020–, “con un crecimiento robusto y baja inflación”.

Desde ActivTrades expllican que "la respuesta de los inversores obedece a los propios fundamentos del mercado de valores a la hora de descontar acontecimientos futuros. Por lo tanto, en la medida que los resultados son muy similares a los que arrojaban las encuestas, éstos ya han sido tomados en cuenta por el mercado. De hecho, la semana pasada ya vimos correcciones importantes".

En Schroder explican que "si bien los partidos euroescépticos han obtenido unos buenos resultados, el riesgo de que se produzca la salida del euro y de la Unión Europea es reducido". Apuntan que la constitución italiana no permite una votación de este tipo y cualquier cambio de la constitución requeriría el apoyo de dos tercios de la cámara, una mayoría con la que no cuentan los euroescépticos, ni los de izquierda ni los de derecha."El mayor riesgo lo constituye el desvío de presupuestos, y puede que la reversión de las importantes reformas emprendidas en los últimos años", señalan.

Goldman Sachs se suma a la idea de que la situación de Italia no es un factor de riesgo sistémico y apunta a una improbable coalición entre 5 Estrellas y la Liga Norte como el escenario de mayor riesgo, capaz de elevar la prima de riesgo italiana a 180 puntos básicos. Los expertos coinciden en que, en el corto plazo y mientras se forja un nuevo Gobierno, la volatilidad se concentrará sobre los activos italianos.

El euro, apoyado por Alemania

Alzas de la divisa. El resultado electoral en Italia tampoco pesó sobre la cotización del euro, que contó con el apoyo de la gran coalición de gobernará Alemania después de que las bases del SPD germano aprobaran por mayoría el pacto de gobierno con Merkel.

Pendientes de Trump. El mercado sigue pendiente de la amenaza de guerra comercial lanzada por Trump, con aranceles a las importaciones de acero y aluminio que también podría extenderse a los automóviles, tras la dura respuesta avanzada por Bruselas.

Castigo a las aseguradoras. El sector asegurador fue el más castigado ayer en la Bolsa europea, con caídas cercanas al 1,2%. Credit Suisse ha pasado a infraponderar la Bolsa italiana desde neutral tras las elecciones: advierte del riesgo que una guerra comercial supone para el notable intercambio comercial de automóviles y bienes de consumo italianos con EE UU.

Normas