El regulador norteamericano cita a empresas y asesores relacionados con criptodivisas

La SEC pide información sobre la estructura de venta de las ofertas iniciales de monedas (ICO)

Estudia si los acuerdos simples para futuros tokens (SAFTs) pueden catalogarse como valores

bitcoin
Una representación de las principales criptomonedas por capitalización de mercado. Reuters

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) envió decenas de citaciones y solicitudes de información a empresas de tecnología y asesores involucrados con el mercado de las criptomonedas, según ha revelado este jueves el periódico The Wall Street Journal (WSJ).

La versión señala que las peticiones de información están relacionadas con la estructura de venta y preventa de las ofertas iniciales de monedas (ICO), por medio de las cuales una empresa puede financiarse al emitir una criptodivisa. Estas operaciones no están sujetas a los mismos controles que una salida a Bolsa tradicional, y la SEC ha sugerido en las últimas semanas que muchas de ellas podrían violar la ley.

Las ICO son una vía para recaudar dinero que utiliza una técnica a mitad de camino entre el crowd-funding y una salida a Bolsa. Se trata de generar una determinada cantidad de tokens que se venden a cambio de criptomonedas o de moneda corriente, y sirven para adquirir los bienes o servicios que la compañía en cuestión va a ofrecer, o como una divisa intercambiable.

Según el WSJ, la SEC está estudiando los acuerdos simples para futuros tokens (SAFTs, por sus siglas en inglés) que permiten a los grandes inversores comprar el derecho a los tokens de una ICO incluso antes de su emisión. Estos derechos pueden comercializarse, por lo que podrían catalogarse como valores y someterse a las leyes financieras.

En 2017, emprendedores de todo el mundo ingresaron más de 4.400 millones de euros por la venta de nuevas monedas digitales, según la firma Autonomous Research. Entre ellas, cuatro firmas españolas captaron en total más de 30 millones. A pesar del desplome del bitcóin, la cantidad y el tamaño de las ICO han aumentado en 2018. El pasado enero lograron recaudar 1.177 millones.

No es la primera vez que la SEC toma medidas con respecto a las ICO. En enero pasado, el regulador norteamericano alertó de los riesgos de invertir en criptomonedas. "Está claro que muchos de los ofertantes iniciales de monedas y otros participantes del negocio de las criptodivisas no están siguiendo estas leyes", apuntó Jay Clayton, presidente de la SEC.

En España, la CNMV y el Banco de España tomaron a principio de febrero pasado una postura conjunta. Las divisas digitales no sirven para reemplazar el dinero. No son un buen depósito de valor ni una unidad de cuenta estable. Ninguna ICO ha sido registrada, autorizada o verificada por ningún organismo supervisor. Aún así, al menos 26 empresas han montado sus proyectos con esta tecnología o se preparan para hacerlo, según la consultora Finnovating.

Normas