Llega a España el primer spa dedicado a la cerveza

El grupo de franquicias Beer Spa Internacional inaugura local en Granada

Durante 2018 están previstas hasta 15 aperturas a lo largo de todo el país

balneario de cerveza

Los spas y los balnearios dejaron de trabajar con el agua como único protagonista hace ya muchos años. Leche, vino, chocolate o champán son algunos de los productos complementarios que han ido cogiendo peso en los circuitos de salud y belleza. Y ahora le ha tocado el turno a la cerveza. Juan Sánchez es el director general de Beer Spa Internacional, un grupo de franquicias dedicado al impulso y apertura de spas especializados en el trabajo con este fermentado. “Tras 20 años en el sector de los balnearios, vimos que en muchos países del norte de Europa, el modelo del beer spa estaba consolidado. Lo que hemos hecho ha sido exportarlo y adaptarlo a España”, cuenta.

El primer local del país ha caído en Granada, y como no podía ser de otra forma, ha encontrado a su aliado principal en el grupo cervecero Alhambra, el más importante de la ciudad andaluza y uno de los principales a nivel estatal. “No obstante, también hemos firmado con el grupo Mahou San Miguel en vista de futuras aperturas por el resto del país”, prosigue Sánchez.

Son muchos los beneficios que la cerveza aporta a la piel y el cuerpo. El lúpulo utilizado, por ejemplo, tiene vitamina B, “un reconstituyente natural. También es bueno para las articulaciones y para el colesterol”, apunta. Sus efectos tienen impacto, a su vez, en otras partes del cuerpo. “La levadura genera un efecto purificador en los pies y combate la micosis, prevé los problemas circulatorios y ataques cardiacos, sin olvidar que elimina las células muertas de la piel”.

El circuito se ha planificado, asegura Sánchez, para que el visitante absorba todas estas propiedades. Comienza en una sala de barricas de madera de iroko, dotadas de un jacuzzi y llenas de agua, en las que el cliente se sumerge. “Ahí echamos el porcentaje de producto equivalente que se necesita para convertirlo en cerveza. El cliente pasa entre 20 y 30 minutos en ellas, impregnándose del producto”. Hay que recordar que esa no es una cerveza apta para el consumo, ya que no ha fermentado. El usuario, no obstante, puede beber la que sale del grifo que tiene al lado de la barrica.

Llega a España el primer spa dedicado a la cerveza

“De ahí les llevamos a una sauna de baja temperatura, no para sudar sino para abrir los poros, y de ahí a unas camas fabricadas con cebada fresca”. Los usuarios complementan su estancia con otros tratamientos, tales como masajes faciales o corporales. La experiencia se completa con otros productos cosméticos elaborados a base del fermentado, y que son producidos por el grupo granadino Laboratorios Brech. El circuito básico, continua Sánchez, dura aproximadamente una hora, y cuesta 45 euros por persona, a los que se añaden los gastos extra derivados de los tratamientos opcionales. Las propiedades de la cerveza siguen dando que hablar. Esta semana, las investigadoras Natalia Soldevila (de la Universidad Pompeu Fabra) y Mar Quesada (de la Universidad de Málaga), han recibido las becas Manuel de Oya, dotadas de 18.000 euros, para investigar sobre el efecto antioxidante de la cerveza y el papel de esta bebida en la microbiota intestinal.

Objetivo: 15 aperturas en 2018

Franquicia. Este modelo de franquicia tiene el objetivo de abrir 15 locales a lo largo de toda España durante 2018. Hasta la fecha, explica Juan Sánchez, los destinos confirmados son Alicante, Almería, Málaga, Tenerife, Valencia y Pamplona.

Retorno. La inversión del negocio, aunque depende de las características de cada local y de todas las obras necesarias para implantar la infraestructura, oscila entre los 100.000 y los 120.000 euros. Desde Beer Spa Internacional aseguran que el retorno oscila alrededor del 1,6. “En cerca de un año y medio, el negocio da resultados”, cuenta Juan Sánchez.

Normas