Los gestores valor no siempre ganan a la Bolsa

Esperar que eviten las caídas puede perjudicar al inversor por el riesgo de vender en el peor momento

Warren Buffett, gestor y presidente de Berkshire.
Warren Buffett, gestor y presidente de Berkshire.

Hace pocos días, hablando con una persona recién incorporada a nuestra compañía, detecté una enorme admiración hacia un gestor value de merecido prestigio. Vaya por delante que no pretendo quitarle mérito, yo también le admiro. Me encanta que tengamos buenos gestores españoles que generen confianza entre los inversores. Sin embargo, su exagerada fascinación me pareció peligrosa debido a su escasa experiencia como inversor. Con el fin de desmitificar ligeramente a este gestor, intenté llamar su atención con los últimos resultados de gestión. “Nada fuera de lo normal teniendo en cuenta que tiene sesgo a pequeñas compañías. Creo que el resultado podría haber sido mejor”, afirmé yo para bajarle a la condición de gran profesional desde su visión de semidiós. La respuesta de mi interlocutor fue: “Ya, pero cae menos en las crisis”.

Casualmente, me estaba leyendo un documento elaborado por el fundador de una gestora americana sobre la posible burbuja que puede generarse por el crecimiento de la gestión pasiva. El argumento que expone es de una lógica aplastante y da respuesta a la observación de mi compañero: si se compran indiscriminadamente las acciones de los índices, se pagará un precio excesivo por las que pesen más y eso creará oportunidades para los gestores activos, especialmente para los de estrategia valor.

El autor del documento, con casi medio siglo de experiencia, afirma que, en un escenario de ventas masivas, los gestores activos de valor evitarán parcialmente las caídas identificando nuevas oportunidades de inversión.

No tengo dudas sobre su capacidad para identificar oportunidades de inversión. En ventas masivas es donde se generan las oportunidades de inversión, si no las aprovecha un gestor profesional, mal asunto. Lo que no tengo nada claro es que los gestores de valor mitiguen las crisis en general. Mi recuerdo sobre lo vivido y lo estudiado me decía que no, pero ya me picó la curiosidad, puesto que muchas veces nuestra memoria está sesgada. Así que volví a mirar los datos de gestores reconocidos y luego de los gestores activos en general.

Voy a empezar por el gestor value de referencia mundial, Warren Buffett. En su última carta a inversores, la de 2016, colgada en internet –invito a leerla– se pueden consultar los datos que pongo a continuación. No se puede negar el valor que este gestor ha aportado a sus inversores, de 1965 a 2016 la rentabilidad media es más del doble que la del mercado americano. Así que yo no lo pongo en duda. Ahora, vamos a analiza si evita las crisis, aunque sea parcialmente, ya que es ejemplo por excelencia de gestor valor.

En medio de la crisis del petróleo, en 1974, Berkshire cayó casi el 50% y el mercado solo un 26%. Al año siguiente, 1975, el mercado se recupera y sube un 37%, Berkshire solo un 2%. No es hasta 1976 cuando las inversiones de Buffett suponen un resultado extraordinario frente al mercado (+129% frente al +23%), pero antes estuvo dos años muy por detrás del mercado y sus caídas no fueron menores. Berkshire tiene años en que cae más del 20% cuando el mercado apenas cae, y años en que sube más de un 30% cuando el mercado cae. La ruptura de la burbuja tecnológica (de 2000 a 2002) sí que la evitó (a mi esta me parece normal que la evitara un gestor value), sin embargo, en 1999 Berkshire cayó casi el 20% mientras que el mercado subió más de un 20%.

En el caso de Buffett está claro que en rentabilidad respecto al índice aporta mucho valor, pero mitigando caídas yo diría que no. Puede tener bajadas en la misma proporción, aunque en diferentes momentos, por lo que en la cartera de un cliente puede ser un elemento diversificador, que además aporta valor.

Algo parecido le pasó al gestor valor español tan admirado por mi compañero: la burbuja tecnológica la evitó (no sufrió las pérdidas cuando se rompió, aunque tampoco disfrutó de las ganancias el año anterior), pero la crisis financiera no, cayó más que los índices, aunque en 2009 lo hizo mucho mejor. Lamentablemente muchos de sus inversores no aguantaron y salieron antes de disfrutar de 2009. En los 20 años que van de 1994 al 2013 (Paramés se fue en septiembre de 2014) Bestinfond ofreció un 15% frente al 9% que dio el Ibex con dividendos brutos reinvertidos.

Así que yo diría que, como Buffett, en rentabilidad aportó valor. Respecto a las crisis: una la evitó y la otra no (esa fue la respuesta).

Creo que esperar que los gestores eviten las caídas puede restar un gran valor al inversor, por el riesgo que supone vender en el momento peor.

Como conclusión, observando los datos agregados, los gestores activos no mitigan todas las caídas y en alguna ocasión son mayores que el mercado. En cuanto a rentabilidad, en la última década, los fondos growth ganan a los value. Diversifique y no venda en las caídas.

Marta Díaz-Bajo, directora de Análisis de fondos de ATl Capital

Normas