Andreas Doerrenhaus (BlackRock): “Estamos ante un cambio de paradigma, pero se le puede sacar partido”

Tiene un objetivo de rentabilidad del 4% al 6% este año en su fondo de renta fija global

Apuesta por la deuda de EE UU, también a tipos largos, y por los bonos bancarios europeos, incluida España

Andreas Doerrenhaus, responsable de deuda corporativa en renta fija global de BlackRock
Andreas Doerrenhaus, responsable de deuda corporativa en renta fija global de BlackRock

El alza de rentabilidades de los bonos está siendo estos días el detonante para una abrupta caída de las Bolsas, en especial en Wall Street, y está marcando el punto de inflexión de un largo período de ganancias para la renta fija. Para Andreas Doerrenhaus, responsable de deuda corporativa de la división de renta fija global de BlackRock, este entorno actual es sin embargo fuente de oportunidades de rentabilidad y momento para exprimir la gestión activa. Doerrenhaus y el equipo al que pertenece gestionan un patrimonio en fondos de renta fija de alrededor de 45.000 millones de dólares. Y el gigante estadounidense para el que trabaja, un patrimonio de 1,9 billones de dólares en todo el universo de la renta fija, una cuantía capaz por sí sola de mover el mercado.

¿Cómo se desenvuelve un gestor de renta fija en el entorno actual de tipos al alza?

El entorno actual de subidas de tipos es obviamente más desafiante y hay que tener una perspectiva global del mercado de renta fija. Cuando adoptas una visión global, se puede ser más flexible. Parte del mercado de renta fija se está moviendo más deprisa y de forma volátil que por ejemplo hace dos años, eso es para nosotros un buen entorno. Nuestra gestión es activa y no tenemos un factor de riesgo dominante, como por ejemplo duración o riesgo de crédito. Nuestra exposición es muy diversificada. Invertimos en zona euro, Estados Unidos y Asia. En toda la gama de riesgo de crédito, incluyendo desde lo más conservador como las cédulas hipotecaria a la deuda corporativa o emergente. Tenemos un rango muy amplio y flexible.

¿Cómo interpretan la rápida subida de tipos del inicio de año? ¿Es el inicio de un nuevo ciclo para la inversión?

Es obvio que este entorno de tipos al alza es un cambio de paradigma y habrá más volatilidad, por eso hay que buscar fórmulas para sacarle partido. Si eliges bien los activos, se abre una oportunidad más interesante para la gestión activa que en los últimos años. El mercado está cambiando. La dispersión de la política monetaria a escala mundial va a cambiar y la volatilidad del mercado será mayor.

¿A qué rentabilidad se puede aspirar en el universo de la renta fija este año?

Nuestro fondo BGF Fixed Income Global Opportunities tiene este año un objetivo de rentabilidad de entre el 4% y el 6%. Si miras con una perspectiva global, ese objetivo es algo completamente alcanzable, a pesar de que en la zona euro los tipos se encuentran en mínimos históricos. En lo que va de año, la ganancia es del 1,3%.

El mercado tiene que prestar más atención a cuál será el marco del comercio internacional. Cualquier cambio estructural nos puede poner en un nuevo escenario

¿Cómo está posicionado el fondo?

Tácticamente nos gustan los treasuries norteamericanos. En este momento, estamos largos en duración en deuda de EE UU. Aún nos gusta el mercado global de deuda corporativa, con más inclinación por la deuda corporativa estadounidense que por la europea, aunque hay buenas oportunidades en ambos mercados. También nos gusta más el grado de inversión que el high yield dadas las valoraciones actuales. Estamos infraponderados en deuda soberana de la zona euro y pensamos que el BCE puede intervenir más rápido de lo que piensa el mercado. La banca es nuestro activo preferido en la deuda corporativa europea.

¿Cree que se han acumulado demasiados riesgos en el mercado de high yield?

No sugerimos necesariamente que las compañías de high yield vayan a mostrar debilidad en el futuro, dado que la economía lo está haciendo bien. Pero sí creemos que parte del mercado de high yield está demasiado cara en relación a los fundamentales que subyacen. La deuda bancaria actualmente se paga mejor.

¿Cuál es entonces el principal riesgo de mercado?

Uno de los riesgos potenciales que vemos en EE UU y a nivel global son las renegociaciones de acuerdos comerciales. El mercado tiene que prestar más atención a este tema, a cuál será el marco del comercio internacional. Estos acuerdos, son importante para EE UU pero también son una cuestión global. Cualquier cambio estructural nos puede poner en un nuevo escenario. Las variaciones del comercio mundial son de suma importancia. En la economía china no prevemos ningún cambio sustancial a corto plazo. No creemos que China sea el riesgo más inminente en estos momentos, pero sí que lo vemos en los tratados comerciales.

¿Invierten en deuda española pese a los riesgos políticos por Cataluña?

La crisis política en Cataluña no nos está frenando para invertir en España. Nos gusta España y nos gustan las valoraciones de los bonos de sus bancos, más que la deuda soberana. Tenemos exposición a deuda sénior y subordinada de banca española.

Normas