Buffett, Bezos y Dimon se unen para reducir el dispendio sanitario de EEUU

Las tres empresas aportan capacidades relevantes y muchos empleados

"Los crecientes costes sanitarios son una tenia para la economía de EE UU”, dice Warren Buffett. Berkshire Hathaway, Amazon y JPMorgan se unirán para reducirlos. Los detalles son pocos y los obstáculos muchos, pero las tres empresas aportan capacidades relevantes y muchos empleados.

EE UU gasta en torno al 18% del PIB en salud, casi el doble que la mayoría de los países desarrollados. Sin embargo, obtiene pobres resultados en mortalidad infantil y eficiencia, por ejemplo.

Gran parte de la carga recae sobre las empresas, ya que aproximadamente la mitad de los estadounidenses tienen su seguro de salud a través de su empleador o el de un familiar. Y aunque las primas están subiendo, el seguro cubre cada vez menos. El gasto por asegurado privado aumentó un 4,6% en 2016, mientras que el uso de la mayoría de los servicios disminuyó, según un nuevo informe del Healthcare Cost Institute.

No está claro lo que tienen en mente Buffett, Jeff Bezos y Jamie Dimon. Dicen que su nueva firma no buscará ganar dinero. Amazon tiene mucha experiencia logística y está plantéandose competir con las farmacias. Puede que Berkshire no sea una aseguradora de salud, pero entiende el negocio. Y JP Morgan lo sabe todo sobre pagos. En conjunto, tienen más de un millón de empleados en todo el mundo. Podrían negociar mejores precios con las aseguradoras, pero la nueva empresa conjunta podría también dar atención directa a los empleados, y llegar a acuerdos con hospitales para casos más complicados.
El gran impacto en las acciones del sector del martes –United Health cayó un 3,5%, por ejemplo– muestra la inestabilidad del statu quo. Amazon ya es percibida como una amenaza potencial para muchas empresas de EE UU.

Dicho esto, los intentos anteriores de las aseguradoras por controlar los costes limitando la capacidad de elección han demostrado ser impopulares entre pacientes y médicos. Un intento reciente de 40 grandes compañías, incluidas American Express, IBM y Royal Dutch Shell, llamado Health Transformation Alliance, tampoco ha ganado tracción. Sin embargo, la caída del martes sugiere que la tenia, aunque es resistente, puede estar empezando a retorcerse.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas
Entra en EL PAÍS