CaixaBank y Bankia formarán a 39.000 empleados en asesoramiento financiero

Son las primeras entidades que anuncian que certificarán a todos los trabajadores de sus oficinas

Quieren así que el conjunto de su personal pueda vender productos complejos al cliente

bankia
Logotipo de Bankia en una oficina

CaixaBank y Bankia quieren que toda la plantilla que desempeña su trabajo en las oficinas comerciales que tienen ambas entidades financieras acceda al certificado Mifid 2, necesario para aquellos profesionales en cuyos cometidos se encuentre el asesoramiento y la información de productos financieros a clientes.

La entidad que preside Jordi Gual y la que preside José Ignacio Golirigolzarri se convertiría, según explican, en las primeras firmas bancarias españolas que dan formación a toda su plantilla para que pueda asesorar a sus clientes.

De momento, CaixaBank ha completado el proceso de certificación de todos los empleados asesores sujetos a los nuevos requisitos de formación en esta normativa –cuya directiva europea entró en vigor el pasado 3 de enero– por sus funciones de venta de determinados productos a los clientes. Han pasado por esta formación y han obtenido su certificación correspondiente 10.500 empleados. La normativa exige un asesor por oficina como mínimo.

Estos profesionales pertenecen mayoritariamente a los colectivos que, según la nueva normativa, tienen que contar con una certificación reconocida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Se trata, sobre todo, de directores, gestores y especialistas que ofrecen asesoramiento a los clientes de los diferentes negocios, incluyendo principalmente banca privada, banca premier y banca de empresas.

Ahora, este banco ha decidido ampliar a todos los empleados que trabajan en sus 5.397 oficinas comerciales la formación para que obtengan el certificado Mifid2. De esta forma, a los 10.500 trabajadores ya certificados, se le sumarán otros 15.000 empleados en los próximos tres años.

De esta forma, la entidad puede contar con todo su equipo de asesoramiento financiero certificado de acuerdo con las exigencias normativas.

CaixaBank inició en el año 2015 un plan especial de formación para preparar la adaptación a Mifid 2 que incluía un itinerario creado por la Universitat Pompeu Fabra-Barcelona School of Management y la posibilidad de obtener además la certificación internacional en asesoramiento financiero otorgada por el Chartered Institute for Securities and Investment (CISI).

Ahora, llevará a cabo otro plan de formación dirigido a toda la plantilla de la red comercial, aunque, de momento, este año continuará con un programa de formación para certificar a empleados que sean nuevas incorporaciones a la entidad o que, por promoción interna, pasen a asumir una posición de asesoramiento financiero.

Pero, paralelamente, “dados los buenos resultados de la iniciativa y la voluntad de seguir impulsando la formación interna, también seguirá impulsando el plan de certificar en asesoramiento financiero a todos los empleados de la red comercial, independientemente de las funciones que estos desarrollen en la actualidad, en el plazo de los próximos tres años”, explica CaixaBank.

Y añade que “aunque la normativa solo exige esta certificación a la plantilla específicamente dedicada al asesoramiento financiero, para CaixaBank, el plan es una oportunidad para impulsar la calidad y el servicio al cliente. Además, favorecerá la promoción de empleados especialmente orientados hacia la atención y el asesoramiento personalizado”.

Para lograr el objetivo de certificar a 25.500 empleados, organizará hasta 2020 dos ediciones anuales de un programa formativo especial con el que certificará a 5.000 profesionales cada año.

Bankia también tiene entre sus planes certificar en Mifid2 a toda la plantilla que se encuentra en su red de sus 2.515 sucursales (1.855 oficinas con las que contaba Bankia cuando anunció la fusión, y 660 de BMN en esas mismas fechas aunque han ido cerrado agencias desde entonces). Un total de 13.500 empleados, con lo que solo quedarán fuera de esta formación alrededor de 2.000 empleados, que corresponden a los servicios centrales.

De momento, la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri, formó y certificó como asesores financieros a 7.000 empleados en 2017, entre personal de Bankia y BMN. De los 5.000 trabajadores que se han sometido a este examen en Bankia aprobó el 94,1%, mientras que en BMN se han examinado 2.000, de los que pasaron positivamente la prueba el 74,9%. Los que suspendieron volverán a examinarse en 2018, además se sumarán a esta prueba otros 6.500 empleados de Bankia y BMN que se someterán a esta certificación para poder asesorar en la venta de productos complejos.

La primera tanda de esta segunda fase comenzará su formación este mes, y la finalizará en julio. Mientras, que la el resto iniciará su curso en septiembre para examinarse en marzo de 2019. El objetivo es el mismo que el de CaixaBank, que toda la plantilla que puede tener contactos con los clientes pueda vender productos complejos, y no solo uno por oficina. Santander, BBVA o Sabadell podrían también ampliar la formación de su plantilla, aunque no sea necesario por ley.

Normas